Por Vicente Quijada
22 mayo, 2018

El drama del ariete peruano aún no tiene fin. Un día antes de la reunión del delantero del Flamengo con Gianni Infantino, presidente de la FIFA, los referentes de Francia, Dinamarca y Australia se sumaron a las voces en apoyo al incaico. Aún así, pareciera que ya está dicha la última palabra.

El caos que ha vivido Paolo Guerrero desde el 5 de octubre del año pasado pareciera no acabarse nunca. Ese día, tras el encuentro 0-0 ante el albiceleste, el “Depredador” fue seleccionado para el control de doping y, lamentablemente para él y las aspiraciones incaicas en Rusia, dio positivo en benzoilecgonina, un metabolito de la cocaina y fue suspendido -tras idas y vueltas- por 14 meses.

Así, y a pesar de que la sustancia habría sido consumida en un te de coca por un estado gripal y sin la intención se sacar ventaja competitiva, el delantero se quedará sin ir a Rusia. Y la selección peruana sin su principal “pistolero” y goleador histórico -con 5 tantos en las últimas clasificatorias y 32 en total- de cara a la Copa del Mundo

El castigo, en un principio reducido a 6 meses permitiéndole jugar el Mundial, fue ampliado a 14 meses por el Tribunal de Arbitraje del Deporte -TAS-, lo que dejó al ariete virtualmente sin opciones de llegar a la cita. Su ausencia, más allá de la injusticia que supone, es también una pérdida de cara al espectáculo que significa la Copa del Mundo. Es quizás por ello que los 3 capitanes que enfrentarán a Perú en la competición firmaron una misiva en apoyo de Guerrero.

La iniciativa de FIFPro -Federación Internacional de Futbolistas Profesionales- es un “pedido urgente de clemencia” en favor del delantero, cuando sólo quedan 22 días para el torneo. Firmada por Hugo Lloris, de Francia, Mile Jedinak, de Australia y Simon Kjaer, de Dinamarca, la carta detalla la intachable carrera de Guerrero y apunta que nunca buscó “mejorar su actuación por la ingestión de la sustancia prohibida. Por tanto, es claro para todos que Paolo Guerrero no tenía la intención de engañar”, declararon, en línea con la que fue la defensa del jugador incaico ante la FIFA y el TAS.

FIFPro

“Como tal, nos volvemos al Consejo de la FIFA y amablemente presentamos una petición urgente de clemencia pidiendo al Consejo de la FIFA interrumpir -temporalmente- la prohibición impuesta a Paolo Guerrero durante la Copa Mundial de la FIFA 2018 en Rusia, con la suspensión de recomenzar a la conclusión de la participación de Perú en la competición”, desarrolla la misiva como posible solución. Así, Paolo podría decir presente en los duelos de fase de grupos y aspirar a igualar -o superar- aquellos cuartos de final de 1970, con Teófilo Cubillas a la cabeza.

“Hoy quiero estar al lado de Paolo Guerrero, en este momento tan feo que a mí también me tocó pasar”, fueron las palabras de otro ex futbolista que sufrió con el doping, el astro mundial Diego Maradona. “Yo tuve una enfermedad, y nadie se apiadó de mí, al contrario. Incluso hoy, algunos que la van de fenómenos, me lo siguen recordando. A mí nadie me ofreció una salida en aquél momento, y creo que esto se tiene que terminar”, declaró el “Pelusa” en sus redes sociales, sumándose a los múltiples respaldos que ha recibido el goleador incaico.

“Hoy tenemos un presidente que va a saber interpretar mis palabras.Yo creo que ese es el camino. Le deseo lo mejor a Paolo, espero verlo jugando en Rusia”, cerró el campeón con Argentina 86′.

FPF

Sus palabras hacen referencia a la reunión que Guerrero, y Edwin Oviedo, presidente de la Federación Peruana de Fútbol, sostuvieron hoy con Gianni Infantino, dirigente de la FIFA. En ella, Paolo se jugaba la última carta de cara a la Copa en Rusia y si bien el directivo expresó su “profunda comprensión” de la situación que atraviesa el delantero, el resultado no fue el que esperaban en Perú.

Sin embargo, el Presidente de la FIFA también subrayó el hecho de que la sanción había sido impuesta por el Tribunal de Arbitraje del Deporte, después de una apelación interpuesta contra una decisión de un organismo judicial independiente de la FIFA”, comunicaron desde la máxima entidad del balompié, dando por cerrada -por ahora- la polémica que rodea a Paolo Guerrero.

AFP

La bicolor, entonces, tendrá que afrontar la competición planetaria sin su principal arma de ataque y apostar a otros delanteros que suplan su ausencia clave. Por otro lado, Paolo, ya con 34 años, deberá reflexionar respecto a su futuro, hoy trastocado por la sanción de 14 meses que le impuso el TAS.

Una ausencia que no se sentirá sólo en Perú, si no que también en el resto del planeta fútbol. ¿Será el adiós de Guerrero?

Puede interesarte