Por Vicente Quijada
29 mayo, 2018

Cuando se trata de ganar minutos, los porteros tienen todo un manual para ello. Quedarse tirados en medio del arco, demorar el saque, entre otras artimañas, son parte de su arsenal. Sin embargo, para ello también es clave conocer las reglas del balompié a la perfección y, al parecer, este arquero irlandés no era un estudioso. ¿Te recordó a alguien?

Sucedió en la segunda categoría de Irlanda, pero más pareciera que fue en un partido del barrio. En el encuentro entre el Cabinteely y el Galway United se vivió una situación realmente insólita. El partido ya expiraba, con el minuto 89′ marcando el reloj del juez, y el portero del Galway, Tadhg Ryan, usó una clásica técnica porteril para acortar los minutos restantes: recibir el balón en su área, irse a un costado y esperar a que algún rival venga a presionar.

El marcador anunciaba un 2-0 cuando uno de los delanteros rivales cayó en el juego del arquero y corrió a buscar el balón. Pero, por suerte para él (!), resbaló y fue a darle con uno de sus pies a Ryan. Y el meta, ni tonto ni perezoso, vio esto como otra oportunidad para consumir aún más el tiempo.

Instagram/Galway United

En medio de su compleja actuación, le hizo gestos al juez, avisándole del golpe que había recibido. Pero el árbitro Jason Mannix desestimó y Ryan, quizás preso del enredo que él mismo se generó, dejó el balón en el suelo y luego lo volvió a tomar.

¡Error! El meta no podía hacer eso, ya que significaba libre indirecto. Otro jugador del Cabinteely, más al tanto de las reglas del balompié, escuchó el silbato y corrió a sacar provecho de la situación. 

Mientras el portero se arreglaba los botines con el balón en los brazos, el sagaz ariete rival se lo quitó, cobró la falta y habilitó a su compañero, Keith Dalton, con el arco completamente vacío. Ryan, aún quejándose, no podía creer la situación de la que era víctima. Más que mal, todo había sido con el fin de ganar más minutos y evitar goles en contra. 

Sin embargo, el duelo finalizó 2-1 a favor del Galway, por lo que el cancerbero no tuvo que vivir con la culpa. Aún así, Ryan no se quedó tranquilo con la decisión del juez y utilizó sus redes sociales para manifestarse al respecto. 

https://twitter.com/TadhgRyan1997/status/998966968039428096

“Gran victoria. Contentos con los 3 puntos y por ser elegido el mejor jugador del partido. En cuanto al gol concedido, creo que las imágenes muestran claramente lo que sucedió”espetó, evidenciando mediante la captura que el rival sí lo pisó, por lo que correspondía un tiro libre a favor del Galway.

Por suerte para él, y a diferencia de otro caso reciente, ya todos se habrán olvidado el próximo fin de semana. 

Puede interesarte