Por Vicente Quijada
4 mayo, 2018

Cuando el brasileño firmó en el PSG y se convirtió en el fichaje más caro de la historia del deporte rey, por los €222 millones de la transacción, muchos quedaron estupefactos y esgrimían que el dinero no era la razón de su cambio de aires. Su técnico en el club parisino dejó en claro el verdadero porqué.

Hace días, Cavani reveló que el conflicto con el astro brasileño era real y que se debía a un cruce entre los intereses personales de Ney y los objetivos colectivos del PSG. Ahora, otro testimonio sobre el “10” del Scratch sale a la luz y de la boca de su mismísimo ex entrenador, Unai Emery. 

Cuando se anunció el apoteósico fichaje de Neymar en el club parisino, en el Barcelona nadie lo podía creer. El brasileño nunca se había visto descontento y, junto a Messi y Suárez, conformaba un tridente letal. Pero se fue, ya sea por dinero o títulos, dejó el Camp Nou. Y Unai reveló el porqué.

AS

Si bien no todo es blanco y negro, y puede que hayan otros factores que influyeran en la partida del ex Santos, su ex técnico apunta a que se debe a la presencia de Messi en el elenco culé. “En el Barcelona, Messi es el líder. En el Real Madrid, Florentino Pérez. Y en el Atlético de Madrid es Simeone. Un jugador, un presidente y un entrenador. Cada uno, un perfil de líder diferente”, explicó Emery.

“Neymar llegó al PSG para ser el líder, para vivir el proceso necesario para convertirse en el número 1 del mundo”, afirma, argumentando que “trabajando” para el argentino nunca lograría dicho objetivo. “Este es un proceso que aún falta un poco de tiempo para consolidarse. En el Manchester City, el jefe es Pep. En el PSG, el líder debe ser Neymar”, sentenció.

AP

Es por esa misma razón que, con sólo semanas en Francia, Ney empezó a tener roces con Cavani, máximo goleador del club y uno de los referentes de la actual plantilla. El conflicto, que pasaba por quien pateaba los penales, terminó decantando en favor del brasileño, hoy el primer pateador desde los 12 pasos. 

AFP

Y él, consciente de que ese era el objetivo de su dirigido, dejó que así fuese. “Sé cuándo soy la persona principal en un grupo y cuándo no”, analizó, añadiendo que por ello se puso un objetivo en su estadía en el PSG: “debo hacer feliz a Neymar”, declaró.

“Esto es lo primero, tenerlo feliz. No importa cómo. Tuve muchas discusiones con Neymar sobre esto. Algunas no funcionaron, pero otras tuvieron mucho éxito. En una de ellas hablamos durante 45 minutos a corazón abierto. Fue un momento hermoso. Él me escuchó y pude convencerlo de ciertas cosas”, relató el entrenador, quien vive sus últimos días en la entidad parisina. Al no conseguir la ansiada Champions, a pesar de la gran inversión realizada, terminó su contrato con el PSG.

LP

Neymar, en tanto, sigue recuperándose de la fractura que lo aquejó el 25 de febrero ante el Marsella, y por la cual debió ser operado el 3 de marzo. Hoy aterrizó en París para seguir con ese proceso, con el cual espera llegar a punto para la Copa del Mundo en Rusia, su gran objetivo.

La gran pregunta acecha tras la cita mundialista: ¿Seguirá en el PSG y se convertirá en dicho líder?

 

Puede interesarte