Por Teresa Donoso
12 Abril, 2017

Cuando hay que abrir una botella, hay que abrirla.

Es una tragedia fácil de imaginar: te fuiste de camping, estás haciendo un asado, tomas una botella de cerveza y de pronto te das cuenta de lo peor: se te quedó el abridor en casa. Te quedas atónito y por tu mente comienzan a pasar diversas posibilidades: quizás podrías romper la botella, quizás podrías olvidarte de beber… ¿quizás podrías intentar abrirla con los dientes? El problema es que valoras bastante tu dentadura y usar una postiza cuando eres tan joven no parece lo ideal.

Pero no desesperes, porque existen formas alternativas de lograrlo usando implementos que no pondrán en riesgo tu integridad física. Los consejos son de Business Insider y nos parecen geniales.

1. Usando un balón de gas

¡Fácil!


2. Usando un cuchillo

Perfecto para el momento del asado.


3. Usando tu cinturón

Sólo cuida de que no se te caigan los pantalones.


4. Usando otra botella

Parece funcionar bien…


5. Usando la manilla de una puerta

Pero que no te pille nadie en casa.


6. Usando las llaves de casa

Sirven para mucho más que abrir la puerta.


7. Usando las tenazas del asado

¿Quién lo diría?


8. Y finalmente, usando tu cargador

Pero no te recomiendo hacerlo si es que aprecias mucho tu computador.

¿Qué te parecen? ¿Las probarás? ¡Cuéntanos!