Por Teresa Donoso
24 abril, 2017

Una sola medida hace una diferencia del cielo a la tierra.

El vinagre blanco tiene muchos usos, y a menudo lo encuentras en la cocina. Sin embargo, poco a poco las personas han comenzado a informarse más sobre sus propiedades como limpiador y yo, en lo personal, suelo usarlo para asear mi cocina (mezclado con bicarbonato de sodio) y cualquier superficie metálica que esté un poco percudida.

Según el sitio Shreably, hay varios otros fantásticos usos que le puedes dar al vinagre blanco a la hora de lavar tu ropa. Es barato y, según ellos, no daña ni la ropa ni la lavadora, por lo que sería una muy buena opción. Estos son algunos de sus beneficios.

1. Deja la ropa suave

iStock

Añade una taza de vinagre al dispensador de detergente de la lavadora y siempre tendrás ropa que parece recién comprada.


2. Desinfecta

iStock

El vinagre ayuda a desinfectar. Una a dos tazas de vinagre en tu lavado pueden hacer una gran diferencia.


3. Evita que la ropa se destiña

iStock

Si tu objetivo es que la ropa mantenga su color, añade una taza de vinagre el comienzo del primer ciclo de lavado.


4. Hace que la ropa blanca se vea más blanca aún

iStock

Aunque si tu problema es que tu ropa blanca está muy percudida, entonces te recomiendo añadir dos tazas de vinagre al comienzo del ciclo de lavado. Si el percudido es muy profundo, puedes remojar las prendas previamente en cinco tazas de agua por dos de vinagre.


5. Le quita los olores no deseados a la ropa deportiva

iStock

Si el problema no es el color sino que el olor, puedes realizar el mismo tratamiento que te comentamos en el punto cuatro para dejar tu ropa oliendo de forma decente, especialmente después de haber usado la misma camiseta para hacer ejercicio durante muchos meses.

¿Conocías estos usos? ¡Dan ganas de ponerlos en práctica!

Puede interesarte