Por Francisca García
10 julio, 2017

“El Partenón de libros marca un ejemplo contra la violencia, la discriminación y la intolerancia”.

Durante el tiempo de la Alemania Nazi y el tercer Reich, los fanáticos seguidores de Hitler cometieron muchísimas atrocidades. El exterminio de toda persona que no calzara con su ‘ideal genético’, la destrucción de monumentos históricos y la represión social, son las peores demostraciones de este fanatismo. Sin embargo, todo escaló con la censura y quema de libros ‘prohibidos’ por el estado, que comenzó en 1933.

Todo libro que no se considerara parte de la ideología Nazi debía ser quemado, para producir lo que se conoce como “sincronización cultural”.

AP

Es debido a esto que la artista argentina Marta Minujín, de 74 años, decidió crear una instalación artística en la ciudad de Kassel, un lugar históricamente reconocido por la quema de libros del 33′.

El Partenón de Libros Prohibidos es una estructura de metálica gigantesca, de 70 metros de largo y 19 de alto, que contiene 100,000 ejemplares de libros que hayan sido prohibidos o censurados en la historia.

#parthenonofbooks #documenta14 #kassel #e15offsite #e15

A post shared by E15 (@e15furniture) on

Entre los ejemplares se encuentran libros como la saga de Harry Potter, El Guardián Entre el Centeno, Don Quijote, y el Código Da Vinci.

La instalación artística es parte del festival de arte Documenta 14, y seguirá ahí hasta el 17 de septiembre de este año. Es tan famosa que incluso ha sido replicada por niños de preescolar.

#art here #art there #art #everywhere #parthenonofbooks made by #kindergarten schöne Idee aus der Nachbarkommune

A post shared by Streetwork Stadt Baunatal (@stadt_baunatal_streetwork) on

Aaaaawww. 

El director artístico de Documenta expresó lo que la artista buscaba lograr a través de este monumento a la resistencia contra la represión política:

La censura, la persecución de escritores y la prohibición de sus textos motivadas por intereses políticos y el intento de influir en nuestro pensamiento, nuestras ideas y nuestros cuerpos, están nuevamente extendidos en el mundo. El Partenón de libros marca un ejemplo contra la violencia, la discriminación y la intolerancia”

Adam Szymczyk

 

Es muy común que el arte sea utilizado como un vehículo tanto para la creatividad como la crítica social, como una reacción contra lo que sucede en el mundo. Esperemos que funcione com un recordatorio para todos, de que la libertad de expresión no es algo que debemos tomar por sentado.