Por Diego Cid
17 mayo, 2017

Todo para que este artista lograra generar consciencia sobre el calentamiento global, al que ya se le está pasando la mano.

Ya somos familiares con “Support” -Apoyo-, la intervención artística montada por el artista italiano Lorenzo Quinn y que ha causado gran impacto en todos los locales y turistas que se encontraban presentes para la Biennale di Venezia. El objetivo es claro: mostrar el impacto causado por el calentamiento global en una ciudad histórica y artísticamente relevante y que año a año tienes el nivel del mar subiendo sin control.

Sí, la ciudad está quedando sumergida bajo el mar y eso es lo que el quiere dejar en claro. Debemos hacer algo lo antes posible, pues el Hotel Ca’ Sagredo, que aparece siendo “afirmado” por las manos no será lo único que desaparecerá. Lo cierto es que todo esto no fue un proceso fácil y si tenías curiosidad en cómo se llevó a cabo, acá tienes el paso a paso.

Primero lo primero: Lorenzo Quinn.

Con 51 años, es un escultor figurativo de vanguardia y uno de los artistas contemporáneos más relevantes de Italia. Para que tengas una idea, un dedo es de su tamaño.

Obviamente, las manos no fueron construidas ahí, sino que tuvieron que ser llevadas al lugar.

Y sí, fueron llevadas en botes porque duh, es Venecia y sus canales son la mejor vía de transporte.

Pero no te preocupes, lograron llegar al Hotel Ca’ Sagredo totalmente sanas y salvas y fueron dispuestas con grúas para ser aseguradas. Sí, a más de un transeúnte le pareció muy curioso que apareciera un bote con dos manos gigantes, pero era lógico considerando el festival anual de arte que estaba a punto de tener lugar en la ciudad.

•SUPPORT• is here! The installation at the @ca_sagredo_venice #LorenzoQuinnVenice

A post shared by Halcyon Gallery (@halcyongallery) on

One down… one to go #venicebiennale2017 #halcyongallery #lorenzoquinn

A post shared by Lorenzo Quinn (@lorenzoquinnartist) on

Almost there…

A post shared by Lorenzo Quinn (@lorenzoquinnartist) on

Además, estas manos simbolizan el poder que todos tenemos en la humanidad de darle una nueva forma al mundo y reparar el daño que hemos hecho a nuestro planeta.

“Support inspirará a la gente a apoyar la maravillosa ciudad que está siendo amenazada por el cambio climático. Espero que mi arte brinde un nuevo foco de atención a la calamidad global con la que nos vemos enfrentados”.

Lorenzo Quinn.

 

 

¡Qué paseo en góndola más agradable debe ser ése! Un gran aplauso a la labor que ha hecho Lorenzo.

“Venecia es una ciudad de arte flotante que ha inspirado diversas culturas por siglos, pero para continuar haciéndolo necesita el apoyo de nuestra generación y las futuras, porque está amenazado por el calentamiento global y el deterioro del paso del tiempo”.

Lorenzo Quinn.

Recuerda que la amenaza del calentamiento global nos atañe a todos y que tú también puedes ayudar a que no sea tan terrible. Incluso podrías empezar ayudando con una de las cosas más simples: reciclando en casa.

Te puede interesar