Por Rosario Mena
10 diciembre, 2014

igloo-1

Gracias a una ingeniosa madre con sede en Edmonton, Canadá, es posible que nunca más veamos un iglú de color blanco: La aventura comenzó para Brigit Burton cuando su hija (Katherin Starrie) y su novio (Daniel Gray) que estudiaba ingeniería fueron de visita desde Nueva Zelanda para el invierno. Con la intención de “mantenerlos ocupados” durante las frías temperaturas del invierno, (- 31 °C) Brigit comenzó a llenar cajas de cartón con agua coloreada, dejándolas afuera en forma de ladrillos de hielo de distintos colores. Las habilidades del novio ingeniero de su hija harían el resto. Como campeón aceptó el desafío y, con la ayuda de familiares y vecinos, lograron posicionar 500 ladrillos de hielo, para así dar forma a este increíble iglú arcoíris. No fue tarea fácil, pues demoró más de 150 horas de trabajo en medio del frío; pero valió la pena. Incluso en el cana de noticias local se realizó un reportaje de este bello iglú.

igloo-2


igloo-3


igloo-4


igloo-5


igloo-6


igloo-7


igloo-8


igloo-9

Visto en Thisiscolossal

Puede interesarte