Por Irene Cereceda
23 agosto, 2016

En serio, todo es una real mentira.

Instagram es, sin duda, una de mis aplicaciones favoritas. Ver todos los días las fotografías que comparten las personas que sigo hacen que realmente disfrute la red social. Pero, además de las fotografías, también me gusta la comida y qué mejor que ver imágenes de comida en Instagram. Por eso sigo a distintos blogueros quienes todos los días muestran los perfectos platos que prepararon para sus familias y constantemente me preguntó ¿cómo logran que quede todo tan ordenado? Teniendo en cuenta que cada vez que cocino dejo un gran desorden alrededor mío.

La verdad es que NO lo hacen, pues estos padres y madres cocineros son seres humanos y al igual que el resto de los mortales, también desordenan un poco su lugar de trabajo. Gracias a la campaña realizada por «Wren Kitchens» llamada «A kitchen lived in» podemos corroborar que lo que estoy diciendo es verdad, pues 5 populares blogueros mostraron el mundo real detrás de esas perfectas fotografías de Instagram.

Todo se trata de encontrar el ángulo y filtro correcto

Una foto completamente desorganizada puede lucir como el retrato perfecto. Así lo demuestra la bloguera Brydie by The Sea, quien cocinó ese día junto a su pequeña hija pero decidió no incorporar en el cuadro toda la escena.

1
Bridie By The Sea

 

«A pesar del caos absoluto que habíamos causado en la cocina fue un éxito. Todo se trata del balance y de disfrutar los momentos juntos, independiente del desorden.»

Padres y madres no se sientan presionados si su cocina no está siempre perfectamente ordenada

Hannah es la creadora del blog Budding Smiles y en la imagen muestra cómo quedó su mesa de cocina después de preparar pizza con su hijo de dos años, Tobby.

2
Hannah (Buddingsmiles)

«Si bien las «fotografías perfectas» inspiran, no siempre cuentan toda la historia»

 

Y todavía quedan más ejemplos que ver

 

3
Elfa (Californiamuminlondon)
4
Emma (sebsmummy83)
5
Jack (workingfamilyfood)

 

Así es que ¡arriba el ánimo! El caos y desorden en la cocina de padres y madres con pequeños hijos es normal. Lo que importa va más allá de lo que percibimos en las fotografías, ya que se trata de disfrutar el momento que decidiste retratar.

Puede interesarte