Por Camila Cáceres
7 abril, 2017

Aunque me duela admitirlo.

Hay pocas cosas que los diseñadores odien más que la fuente de texto Comic Sans, y eso no es cosa reciente. La campaña para eliminarla de la faz de la tierra comenzó casi al mismo tiempo que la popularización del Internet, alrededor de 1999. Holly Combs, una de las creadoras del movimiento Eliminen Comic Sans, la compara con “aparecer en un evento de gala vestido con un traje de payaso”.

Omg I'm so excited! #comicsans #aprilfools

A post shared by Jennie Caleshu (@zeitgeistmama) on

Sin embargo, la periodista Lauren Hudgins apuntó la importante razón por la que Comic Sans no debe ser eliminada.

Es más, cumple un rol extremadamente importante para la humanidad.

#comicsans lowercase fulfills its destiny in #neon / #inches

A post shared by Geoff Burkert (@geoffrito) on

La hermana de Hudgings, Jessica, sufre de dislexia. Fue diagnosticada de pequeña y significó un verdadero problema durante sus años educativos, hasta llegar a la universidad, donde se dio cuenta de algo muy peculiar.

Los textos en Comic Sans le resultaban más fáciles de leer.

“Para mí, usar Comic Sans es similar a usar un bastón, una guía visual o un audífono. Tengo otras formas de escribir y leer, pero no son como son para alguien que no tiene dislexia”.

Jessica Hudgins

NETFLIX . . . . #netflix #netflixlogo #typography #bancomicsans #comicsans

A post shared by Brands In Comic Sans (@comic_sans_brands) on

Las formas irregulares de las letras de Comic Sans permite a la gente con dislexia enfocarse en las formas individuales de las palabras.

Mientras que la mayoría de las fuentes repiten formas para crear diferentes letras, como la p y la q siendo la misma letra girada, Comic Sans repite pocas figuras.

Es una de las fuentes recomendadas por la Asociación Británica de Dislexia y la Asociación Irlandesa de Dislexia.

Existen otras fuentes específicamente creadas con este fin, pero ninguna ha resultado tan comprensible para gente disléxica y no disléxica como este odiado conjunto de letras.

Gracias a Comic Sans, Jessica Hudgings logró conseguir su título en Biología Marina, por no mencionar una mejor calidad de vida.

Es posible que no sea la fuente de texto más bonita, pero si ayuda a miles de personas, vale la pena mantenerla.