Por Irene Cereceda
21 diciembre, 2016

Él mismo se define como un arquitecto convertido en ilustrador.

El artista Vasco Mourao, que vive en Barcelona, mezcló el arte con la arquitectura y terminó creando unas piezas completamente geniales. Se trata de Ouroburus, un proyecto que consiste en dibujar rascacielos «infinitos» en unas tablas circulares de madera con tanto detalle que cuesta bastante creer que lo realizó una persona con sus manos y un par de lápices.

Este chico se describe a sí mismo como un arquitecto convertido en ilustrador y está completamente obsesionado con el dibujo. Por eso realiza estas verdaderas obras de arte.

Algunas son exhibidas en Barcelona y otros de sus trabajos están disponibles en su tienda online.

Acá te dejamos algunos de sus mejores trabajos:

Hi Fructuose
Hi Fructuose
Hi Fructuose
Hi Fructuose
Hi Fructuose
Hi Fructuose
Hi Fructuose
Hi Fructuose
Hi Fructuose

¿Te gustó el trabajo de este artista?

Puede interesarte