Fue una avalancha de sorpresas.

Nicholas Bryant se presentó como un participante común y corriente sobre el escenario del concurso de televisión Britain’s Got Talent. Además de un piano no había más elementos que les dieran pistas a Simon Cowell y los otros miembros del jurado sobre lo que estaba a punto de ocurrir. ‘Nich’ habló con  torpeza y timidez, así que las expectativas con respecto a su presentación eran bastante bajas. Sin embargo, en cuestión de segundos todos quedaron con la boca abierta.

httpv://youtu.be/AWN9XY9CDIo

El jurado estaba escéptico

Él empezó a tocar el piano

El escepticismo permanecía

Hasta que ella apareció

Y supieron que algo diferente iba a ocurrir

Hasta el público lo presentía

Porque había personas encubiertas entre ellos:

¡Toda una orquesta!

Estaban ocultos por doquier

No podían creerlo

¡Bravo!

Puede interesarte