Por Camila Londoño
11 abril, 2016

Madera, tela, cartón…

El papel de arroz es un elemento muy versátil. No sólo se utiliza en la gastronomía, también es utilizado como instrumento decorativo. Como está hecho a base de fibras, funciona muy bien para cubrir todo tipo de superficies (incluyendo telas) de una manera eficiente. Éste absorbe totalmente la humedad del pegamento, lo cual permite que el papel se adhiera sin arrugas y los acabados sean homogéneos. Además puedes conseguirlo con múltiples y lindos diseños.

2nlD_900
Inventando Baldosas Amarillas
2nn8_900
Inventando Baldosas Amarillas
2nn7_900
Inventando Baldosas Amarillas

Para usarlo sólo se necesitan tijeras y agua.

Sólo tienes que recortar el pedazo que necesitas con tijeras (o con tus manos). El siguiente paso es humedecerlo y quitar el exceso de agua con un paño. Una vez hecho esto, pones el papel sobre la superficie que quieres cubrir y añades una capa de pegamento con un pincel. También puedes utilizar pegamento en spray.

2nk2_900
Inventando Baldosas Amarillas
2nlF_900
Inventando Baldosas Amarillas

¡Otra opción!

Además del papel de arroz, puedes utilizar servilletas y hacer collages únicos como este:

2njy_900
Inventando Baldosas Amarillas

Un consejo para que tu proyecto quede aún mejor.

Cuando pegues tu papel de arroz, dale una segunda capa y espera a que seque. Luego, pinta los bordes del papel con el mismo color del fondo de tu superficie. De esta forma, el diseño quedará muy bien integrado.

2nlG_900
Inventando Baldosas Amarillas

Una opción sencilla para decorar todo tipo de cosas. 

Puede interesarte