Por Catalina Grez
12 marzo, 2015

Puedes ser diferente pero siempre podrás inspirar a los demás.

¿Qué es lo primero que piensan las personas cuando ven a esta joven bailar? Lo más probable es que la feliciten porque puede moverse como todos, pero es ese el tema: no porque sea distinta significa que no podrá hacerlo. Nadie se parece a nadie, todos nacimos con distintas cualidades y eso es lo que hoy nos viene a mostrar, porque en dos minutos deja a todos sus amigos gritando de emoción.

httpv://youtu.be/T6br7p6iOHc

Ella baila desde los 11 años y nunca ha dejado de hacerlo. Los aplausos siguen retumbando mientras la música ya se terminó, todos con la boca abierta siguen intentando procesar en sus cabezas lo que acaban de ver: como si fuese Beyoncé, salta, mueve sus piernas, se tira al suelo y levanta su brazo bien alto para que todos lo vean.

Nunca hay algo que sea imposible de lograr ¡para nadie!

Puede interesarte