Por Javiera Mc Niven
26 diciembre, 2016

Las instalaciones duran solo un día, sino son removidas por las autoridades locales

Un día vio que los monumentos de la ciudad lucían aburridos. Los tonos oscuros no llamaban la atención, había que romper la rutina. Fue así como el florista Geoffroy Mottart encontró una ingeniosa y colorida idea para dar vida a las figuras que decoran las calles de Bruselas. Coronas y barbas fueron la solución para quebrar la monotonía. 

Su cuenta de Instagram se ha transformado en la mejor vitrina del proyecto

Las instalaciones duran solo un día, sino son removidas por las autoridades locales

#statue de #vandesandeFélix à #koekelberg #brussel en #belgium pou l #artdanslaville avec des fleurs d #été

A photo posted by Geoffroy Mottart (@geoffroymottart) on

Con días soleados se ve aún más alegre

#rose #perruque #statue #art #artvegetal #fleurissement #bruxelles #belgique #parc #enfants #maman

A photo posted by Geoffroy Mottart (@geoffroymottart) on

Una genial idea, ¿te gustó su propuesta artística?

Puede interesarte