Por Ignacia Godoy
24 marzo, 2017

El lo más genial que verás en mucho tiempo.

Cuando pensaste que las personas ya no podían crear cosas más extrañas, siempre hay alguien que se super a sí mismo. Por ejemplo, cuando vas a una galería y ves a un cuerpo de persona muerto colgado del techo (sí, me ha pasado, no lo acabo de inventar) pero hay otras obras que causan más alegría.

Claude-Olivier Guay es un artista proveniente de Quebéc y ha trabajado con el cuerpo humano, su noción y transformación desde que comenzó su carrera en las artes en 2013. Por eso no nos sorprende saber que este trabajo también estuvo en esa línea.

Claude-Olivier Guay

La novedad acá es que es una escultura, pero una escultura viva. Con muchos cambios y sin necesidad de que siquiera la toques.

Claude-Olivier Guay

Porque la idea de Guay fue hacer un cuerpo humano lleno de alambres. Alambres que se dan vueltas, se doblan y enredan toda una estructura que si la ves de cerca pareciera imposible de ser otra cosa.

Claude-Olivier Guay

Pero claro que Guay lo pensó así y aún más nos impresionamos cuando vemos su transformación. Es casi como mirar la imaginación de cada uno.

Claude-Olivier Guay

¿Te gusta su idea?

Puede interesarte