Por Samanta Vicens
19 febrero, 2016

Perfecta para siestas, picnics e incluso para tomar sol.

Esta cama de pasto es perfecta para todos aquellos que disfrutan una siesta o picnic en el parque, o quienes adoran tomar sol en casa durante el verano. Verás que armarla no es nada complicado y es una excelente opción para tener en tu patio, ya que no sólo se ve muy bonita sino que además te permite tener un lugar para descansar y pasar el rato al aire libre. Muchas personas tienen un patio donde sólo hay cemento o creen que a su jardín le falta algo, un lugar cómodo donde estar. Si eres uno de ellos, te invitamos a seguir estas sencillas instrucciones para armar tu propia cama de pasto, y si los trabajos manuales no son lo tuyo siempre puedes pedirle ayuda a alguien, ¡verás lo simple que es!

1. Empieza armando una base del tamaño que desees para tu cama

2. Une los 4 bordes creando un marco y asegúrate de que queden unidos firmemente

3. Haz una superficie con tablas una al lado de la otra

4. Deberás armar un respaldo, tal como el que tienen la mayoría de las camas

Este respaldo es básicamente una caja

Y esta caja debe ir con el costado abierto hacia arriba, en la zona donde iría tu cabeza si te acostaras

5. Ahora debes hacer otro marco con 4 tablas, que esta vez deben sobresalir hacia arriba para sostener la tierra y el pasto

6. Para embellecer la base de tu cama, puedes usar pintura de colores naturales

7. Y agregarle una capa de tablas más bonitas

Puedes hacer lo mismo con los bordes de la cama

8. Ahora es momento de empezar con el relleno. Primero debes cubrir la cama con una tela para evitar que la tierra se caiga por los espacios entre las tablas

9. Ya puedes poner la tierra, que debe ser especial para jardín, y comenzar a darle forma

Puedes aplanarla y apretarla con los pies

10. Si lo deseas, puedes fertilizar la tierra con la opción que prefieras

11. Usa alfombras de pasto natural para cubrir toda la superficie, ¡ya queda poco!

Si quedaron espacios sin rellenar, puedes cortar parte de una alfombra del tamaño que necesites cubrir

12. Decora el respaldo que dejaste abierto con plantas o flores, según tu gusto

13. Si el pasto está muy largo, córtalo para que sea más cómodo

14. No te olvides de regarlo, siempre

15. Agrega cojines, mantas, o lo que quieras

16. ¡Tu cama de pasto está lista! Ya puedes usarla en cualquier momento que quieras

Si deseas ver el video completo, haz clic aquí.

Puede interesarte