Por Ignacia Godoy
9 Enero, 2017

Los reflejos traen toda la luz a la imagen y es impresionante.

Cuando vamos a la playa nos damos cuenta de lo hermoso que es el sonido del mar y las olas que vienen y van hacia la orilla. No hay paisaje que sea más reconfortante que ese y la verdad es que es lo que esperamos todo el año ¿no? Las preciadas vacaciones para tener un poco de esa vista y vida.

El artista Phillip K Smith III ha hecho obras toda su vida en torno al reflejo, sombras y luces, que le dan otra perspectiva distinta a las cosas, de la que no nos habíamos fijado anteriormente.

Es por eso que su trabajo actual en la playa de Laguna Beach, California, es algo que va dentro de la misma línea pero un poco más diferente.

Esta vez tomó 250 espejos de más de tres metros y los puso en la arena pensando siempre en la curvatura de la playa, para que de esa forma, las olas se reflejaran de la manera correcta en el material escogido.

El resultado fue impresionante y ha sido visitado por miles de personas. Además de ser financiado por el municipio del lugar.

¿Qué te pareció su idea?