Por Francisca García
6 Julio, 2017

Baaajo del maaar, baaajo del maaar.

Muchas personas consideran su boda el día mas especial de sus vidas. Estén de acuerdo o no, de todas formas nos pica la curiosidad cuando nos enteramos de la cantidad de locuras por las que están dispuestos a pasar los novios para lograr que su ‘día especial’ resulte tal y como lo habían imaginado.

En este caso, Susana Zamos estaban empeñados en tener la ceremonia de su matrimonio en un banco de arena en medio del mar caribeño.

Y la novia no tuvo nada que envidiarle a una sirena.

Del Sol Photography
Del Sol Photography
Del Sol Photography

Tuvieron que pasar por muchas agencias de organización de eventos para lograrlo, ya que casi todos se rehusaron. Decían que era imposible.

Del Sol Photography
Del Sol Photography

Pero la fotógrafa principal, Sol Tamargo, estaba igual de maravillada con el concepto. “La idea de tener toda una ceremonia de matrimonio en el agua era increíble. Podía imaginarme el increíble efecto visual”.

Y agregó: “¿Cuándo tienes la oportunidad de fotografiar un matrimonio en el mar, con una tabla de surf y un altar?

Del Sol Photography
Del Sol Photography

Para lograr sacar las fotos, se necesitaron ocho fotógrafos, camarógrafos, y operadores de drones. A la novia se le ocurrió la idea porque siempre le ha gustado el agua, y dijo: “Mis días más felices siempre han sido en el agua”. Y este día no iba a ser la excepción.

Te puede interesar