Por Pablo Román
21 marzo, 2018

Estar así de cerca de uno de estos animales es casi onírico.

A simple vista, un pequeño niños va acompañado de un león en la ciudad. Si lo pensamos, existe un 50 por ciento de que sea real. Se puede lograr con efectos especiales o grabar un verdadero felino y el niño por separado y unirlos en el montaje. Sin embargo, Kevin Peterson va hacia otro lado y pinta estas escenas oníricas en las murallas.

Kevin Peterson

Niños, de entre 3 a 5 años, juegan en este mundo que se desmorona, pero no están solos. Osos, mapaches, venados, leones, aves y animales salvajes, animales que no podrían estar junto a un niño en el diario vivir, son los compañeros de juego para estos pequeños.

Kevin Peterson

Los escenarios con una urbe desolada son el patio de juego, que en parte representan nuestro final, lo negativo.

Kevin Peterson

Pero los niños son el mensaje optimista, que dentro de todo lo mal0, algo bueno puede suceder o el progreso.

Kevin Peterson

Según el mismo Peterson, su trabajo trata “con el aislamiento, la soledad y el anhelo, unido con un nivel de esperanza optimista“.

Kevin Peterson

Y no sólo eso, sino que también con “temas de raza y división de la riqueza” en sus recientes trabajos.

Kevin cree que su obra trata con la idea de límites rígidos, el optimista desglose de tales restricciones, así como preguntas sobre las fuerzas que orquestan nuestros comportamiento.

Kevin Peterson

Uno de sus trabajos fue utilizado por la banda Red Hot Chili Peppers para la portada de su último disco.

Kevin Peterson

Y cómo no, si sus imágenes son realmente sorprendentes


Estar así de cerca con estas criaturas es prácticamente algo onírico


Todos se ven cómodos y cercanos


Es realmente inspirador

Kevin en estos momentos vive en Houston, Texas, y comparte su piezas a través de su cuenta de Instagram.

Puede interesarte