Noooo, no TUS ojos…

¿Recuerdan los pequeños ojos hechos de un circulo blanco y otro negro? En la escuela se utilizaban para cuadros que nos pedía el profesor de arte, o incluso para muñecos en los casos de los más habilidosos. Yo lo encontraba algo inútil (debe ser porque siempre me quedaban horribles), pero ahora algo me hizo cambiar completamente de opinión.

El “eyebombing” es casi un nuevo movimiento, que consiste en algo muy simple: pegar estos ojos en lugares que hagan a la gente sonreír.

La creatividad para esto es muy necesaria, porque no es tan fácil como parece, y el artista callejero Vanyu Krastev, de Bulgaria, es el mejor para demostrarlo. 

¡Sólo mira lo que logró!

Vanyu Krastev

Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev
Vanyu Krastev

¿Cuál es tu favorito?