Una magnífica obra de arte, pero de la que se debe estar muy cerca o mejor dicho en su interior para comprender.

¡Qué curiosa escultura!

En la hermosa Villa di Pratolino en la Toscana, Italia, se encuentra una escultura que ha guardado un secreto por siglos. Se trata del Colosso, un gigante de 10 metros, mitad hombre mitad montaña, que el famosos escultor italiano Giambologna erigió como el guardián de la laguna frente a él, además de representar los escarpados montes Apeninos.

colosso-dell-appennino-sculpture-florence-italy-4
Andreas Angelidakis

Una magnífica obra de arte, pero de la que se debe estar muy cerca o mejor dicho en su interior para comprender. Y es que este Dios de la Montaña tiene incorporadas dentro de su cuerpo varias salas con diferentes funciones que antes le permitían «cobrar vida». Un ejemplo es el espacio en su cabeza que se dice, tenía una chimenea que cuando se encendía, lo hacía echar humo por la nariz. O que desde su mano izquierda, surge agua que proviene de una corriente subterránea.

Si quieres conocerlo un poco más, no dudes en revisar las fotografías a continuación:

colosso-dell-appennino-sculpture-florence-italy-3__700
Fuente
colosso-dell-appennino-sculpture-florence-italy-5
Andreas Angelidakis
colosso-dell-appennino-sculpture-florence-italy-8
Andreas Angelidakis
colosso-dell-appennino-sculpture-florence-italy-6
Andreas Angelidakis
colosso-dell-appennino-sculpture-florence-italy-7
Andreas Angelidakis
1082118238
Raymundo Jiménez

Puede interesarte