Por Camila Londoño
12 febrero, 2016

¿Te comerías el corazón de tu pareja en nombre del amor? (Si sabe tan bien como este, yo lo pensaría).

El día de San Valentín no todo tiene que girar en torno a lindos corazones y cupcakes adornados de una forma adorable. Hay otras alternativas más reales y sobre todo, más humanas. Como este corazón creado por la experta pastelera estadounidense Yolanda Gampp. Su corazón del día de los enamorado no es de color rosa; es MUY rojo, brillante, sangriento, tiene venas, forma real y parece que hubiera salido directamente de un cuerpo humano. Es poco convencional, pero sin duda extraordinario. Al fin y al cabo aquel corazón que late fuerte cuando estamos enamorado, no luce como lo dibujamos. Luce como este.

56b4b5841a00002d00ab20ff
Fuente
56b4b5701800002d0080b57c
Fuente

Así lo hizo:

1. Primero, preparó un pastel de terciopelo rojo

Lo partió por la mitad y lo moldeó basándose en un corazón real.


2. Lo cubrió con mucho syrup para pasteles


3. Para el relleno utilizó chocolate teñido con un rojo muy oscuro


4. Agregó crema de mantequilla y luego lo metió en el refrigerador


5. ¡Puso muchas venas!


6. Y lo cubrió con fondant color piel


7. Utilizó el fondant para que se viera lo más real posible (creando todas las partes de un corazón)


8. ¡Así se veía! (con un pincel humedecido con agua, añadió todas la partes)


9. Y creó la sangre: utilizando colorante comestible y mermelada de frambuesa


10. Y el corazón empezó a tomar forma y vida


11. Para hacerlo más real: mucha, mucha sangre


12. ¡Y listo! Exquisito

Comerse un corazón humano… ¿Romántico o algo canibal? En cualquier caso, debe tener muy buen sabor. 

Puede interesarte