Por Camila Londoño
15 diciembre, 2015

Una historia increíble que sirve de ejemplo para muchos.

El tatuador Steve Peace de Calgary, Canadá, rehizo el tatuaje de su esposa Lindsay para reflejar un hecho trascendental en la vida de su familia: su hija Ace de 15 años es ahora un niño transgénero. 

“El antiguo tatuaje ponía triste a Ace. Era un recuerdo constante de este momento de su vida. No creo que él quiera recordar el haber sido esa otra persona”

 -Lindsay Peace-

transgender-teen-girl-boy-mom-tattoo-update-steve-peace-3
Global News

En una sesión de una hora, Steve intervino el retrato de Ace que Lindsay había llevado por 10 años en el brazo.

En el tatuaje inicial, su hijo aparecía con pelo largo y un vestido rosa muy femenino; con la modificación, el pelo ahora es corto y el vestido desapareció y se convirtió en un conjunto mucho más masculino. Papá y mamá sorprendieron a su hijo con el nuevo tatuaje y no cabe duda que le alegró mucho.

“Sentía que no me reflejaba mucho; que no era nuestra familia pues esa persona ya no existe. Ahora finalmente encaja”.

-Ace-

transgender-teen-girl-boy-mom-tattoo-update-steve-peace-1
Steave Peace

El tatuador y padre de Ace aseguró que debían actualizar el tatuaje para representar lo que él es en su nueva y feliz vida.

transgender-teen-girl-boy-mom-tattoo-update-steve-peace-2
Fuente

Lindsay también tiene un tatuaje del hermano de Ace:

transgender-teen-girl-boy-mom-tattoo-update-steve-peace-4

Eso sí es amor y apoyo incondicional.