Por Josefina Pizarro
25 agosto, 2017

“Enchúlame la Máquina” versión pobre.

Enchúlame la Máquina fue un programa de televisión estadounidense que transmitió MTV desde 2004 hasta 2007 (sí, terminó hace ya 10 años, ouch) en donde llevaban el coche de una persona anónima, generalmente en pésimas condiciones, donde lo transformaron gratuitamente en un bellísimo modelo, adaptado a los gustos y personalidades de los usuarios. Este fotógrafo intentó hacer lo mismo, pero de una manera un poco menos costosa… poniendo cartón en los autos de extraños. La gente aún no decide si es una buena o terrible idea, pero de algo estoy segura: es genial.

1. El fotógrafo Max Siedentopf no tiene ni idea de a quién pertenecen los coches de sus fotos. Lo que sí sabía es que estaban en extrema necesidad de una mejora.

maxsiedentopf

2. Armado con pedazos de cartón y cinta adhesiva, se puso a buscar en las calles de Amsterdam los autos más destrozados para trabajar en ellos.

maxsiedentopf

3. A menudo tenía que trabajar rápido para pegar sus piezas “enchuladas” antes de que alguien lo viera y le preguntara qué rayos estaba haciendo.

maxsiedentopf

4. Después de personalizar de todo, desde Peugeots, Lancias y Volksvagen, les tomaba una foto y luego corría, dejando las partes pegadas para que sus dueños los encontraran “enchulados” la mañana siguiente.

maxsiedentopf

5. Él dice que les hace un “favor” a los dueños de estos autos, porque necesitaban con urgencia una manita de gato.

maxsiedentopf

6. Algunos lo consideran un acto de vandalismo, digo, ¿a quién le gustaría encontrar su auto así?

maxsiedentopf

7. Mientras que otros lo ven como una nueva forma de arte.

maxsiedentopf

8. Si me lo preguntan, lo encuentro genial, pero no es la idea usar coches de otras personas. Para la próxima sólo basta pedir permiso, puede que alguien le diga que sí. En fin, están increíbles, sólo que la manera en que lo hizo, no fue la mejor de todas.

maxsiedentopf