Por Augusto Catoia
27 febrero, 2018

Con una publicidad tan creativa, es imposible que estos productos y servicios no fueran un éxito.

La publicidad es tan poderosa que, si le muestras un dibujo de dos “arcos amarillos” a un niño pequeño, seguramente ese niño sabrá de que se trata de una marca de comida rápida. Y si le muestras el dibujo de un cocodrilo a un adulto, es posible que sepa que se trata de una marca de ropas. Y si le muestras el dibujo de una conchita amarilla com bordes rojos, lo asociará automáticamente con… gasolina.

Y todo eso ayuda mucho a que esas marcas tengan muchas ventas, ¿no es cierto? Sí. Pero no sólo eso ayuda. A veces, es posible que nunca hayas visto un determinado logotipo pero sepas de una marca por un anuncio brillante.

¿Y qué sería un anuncio brillante? Básicamente, lo que verás a continuación.

1. “Nace de nuevo”, con la oficina de cirugía plástica del doctor Kim.

Socks Studio

2. “¡Despierta!”, dice el anuncio de la cafetería Maxwell House.

Ogilvy China

3. El ascensor del gimnasio Gold’s Gym.

Quadrant Communications

4. De la oficina de Sabrina Stobrawe, abogada especialista en divorcios.

gkk DialogGroup

5. El ascensor de la película Superman.

JWT

6. “¿Con miedo de perder tu cabello?”, dice el anuncio de la marca anti-caída Folliderm.

Sorento Healthcare Communications

7. “Vea adentro”, del Centro de Ciencias de Great Lakes, Estados Unidos.

Brokaw

8. Una balanza de Science World, justo antes de entrar a un ascensor, que dice un hecho: “Pesas menos en el trayecto hacia abajo”.

Rethink

9. El ascensor que se cierra y “da una patada”, promocionando la escuela Shams Taekwondo School de Baréin.

JWT Bahrain

10. “Choca esos cinco”, dice el ascensor de una emisora de radio.

JWT Paris

11. ¿Quieres comprar cuchillos Kagatani?

Grey Tokyo / G2 Tokyo

12. El ascensor de Skydive, academia suiza de paracaidismo.

Wirz BBDO

13. Ascensor del modelo Escape, de Ford.

JWT Taipei

14. Un ascensor de zombis y la película Resident Evil.

TABASCO

15. Este ascensor te llama a tener más cuidado con dónde caminas.

Guerrilla Marketing

¡Cállense y tomen mi dinero! Me rindo…

Puede interesarte