Por Camila Cáceres
10 Mayo, 2017

No creo que esto sea sano.

Todos tenemos problemas con nuestros padres cuando somos adolescentes. Todos alguna vez hemos sentido que nadie en el mundo nos comprende y mejor romper total contacto con el mundo exterior. Esto generalmente dura hasta que nos calmamos, pero a veces hay contextos que no podemos comprender, realidades demasiado duras para enfrentarlas o que simplemente, ante la opción de vivir en un mundo de información mucho más apetecible, no tiene cómo ganar.

Es lo que relatan las fotos tomadas por Jingli Wu en Lemon Internet Bar, uno de los 145.000 que existen en el un país de 1.371 millones de habitantes (o casi un quinto de la población mundial). Estos lugares son descritos por el Partido Comunista chino como “semilleros de depravación y crimen juvenil”.

Wu comentó a Wired que aunque a veces algunas parejas se emocionan, la mayoría de lo jóvenes pasan sus días jugando DOTA y Legendary Alliance.

A sólo 50 centavos la hora, muchos jóvenes de familias acomodadas pueden pasar la vida entera en el café. A pesar de su reducido tamaño (unos 90 metros para más de 80 computadores, la recepción y dos baños), Jingli Wu comenta: “Puedes quedarte todo el tiempo que quieras aquí. Incluso puedes dormir”.

1. Internet y fideos: todas las necesidades básicas

Jingli Wu

2. Por alguna razón, me suena Hotel California en la cabeza

Jingli Wu

3. Hay hasta un sector para fumadores

Jingli Wu

4. Y es un posible lugar para citas

Jingli Wu

5. Muchos usuarios incluso celebran Navidad en el café

Jingli Wu

6. Una pequeña ventana es todo lo que conecta el café con el mundo exterior

Jingli Wu

7. La cantidad de tiempo frente a la pantalla les pasa la cuenta

Jingli Wu

8. Hacen sus rutinas como si estuvieran en casa

Jingli Wu

9. De hecho, he oído que tu casa es cualquier lugar donde tienes un cepillo de dientes

Jingli Wu

10. Yo creo que es cualquier lugar donde puedes echarte a descansar tranquilo

Jingli Wu

¿Quiénes somos para juzgarlos?