Magia, perfeccionismo y mucho amor.

Jim McKenzie, el artista, escultor, director y genio de Nueva York, Estados Unidos, acaba de compartir con el mundo lo que fue todo el proceso de creación de «The Scarecrow» o el espantapájaros en español. Un de las piezas más extraordinarias que presentó en su exposición «Lost Magic«. Un ser de «paja», pero que al parecer este hombre supo dar vida propia.

Dale play al siguiente video y queda absolutamente impresionado con este ser mágico y repleto de detalles:

Por si sientes curiosidad, todo comenzó como un dibujo sencillo que McKenzie realizó en el año 2014. Era tan sólo un bosquejo que fue perfeccionando, y al que hoy convirtió en una obra de arte repleta de detalles.

¿Lo más interesante a mi parecer? La cara de incomodidad y miedo del espantapájaros, por culpa del cuervo sobre su hombro que pretende comérselo de pies a cabeza.

¿Qué te pareció «The Scarecrow»?

Puede interesarte