Por Macarena Salinas
19 diciembre, 2014

Lorde

Más de 15 millones de canciones han sido identificadas utilizando la aplicación “Shazam”. En el 2013, Lorde fue “Shazameada” 5,6 millones de veces.

Ese es el tipo de información que le va dando nuevas formas a una industria, y la que convierte a artistas incipientes en reales estrellas del pop. Derek Thompson, editor de “The Atlantic” publicó que pocos artistas se arriesgan a crear un sonido nuevo a menos que los datos lo respalden.

Pero Lorde llegó para demostrarnos que no todas las suposiciones sobre la industria de la música, que están basadas en datos están necesariamente en lo correcto.

httpv://youtu.be/LFasFq4GJYM

A los 12 años, Ella Marija Lani Yelich-O’Connor aún no se convertía en Lorde. Era tan sólo una niña con una grandiosa voz. Pero cuando el representante de A&R, Scott Maclachlan, vio un video de ella tocando “Extreme” con su banda del colegio, en un show de talentos local de Auckland, Nueva Zelanda, supo que había encontrado algo que valía la pena explorar. Aunque la voz de Lorde desde un principio deslumbró a Maclachlan, no fue hasta que se conocieron en persona que realmente vio un potencial en bruto y una madurez innata. Empezó a organizar sesiones entre Lorde y un montón de compositores profesionales, con la esperanza de encontrar al mentor adecuado que le pudiera ayudar a perfeccionar su arte y a encontrar un sonido único. Una decisión importante que tomó fue privilegiar el espacio y tiempo personal para que ella pudiera desarrollar el tipo de música quisiera, incluso cuando todavía no tenía idea de lo que quería llegar a ser.

httpv://youtu.be/5a4oJLh8BWg

Si quieres ver a Lorde a sus 12 años cantando la canción con la que fue descubierta, dale play al video desde el l minuto hasta el 7:58.

Dos años después de firmar con la disquera Universal Music Group, Lorde estaba escribiendo por cuenta propia. Su hermosa voz sin duda siempre había existido, y cualquiera de sus primeras grabaciones pueden comprobarlo. Pero su ética de trabajo constante y enfoque creativo realmente habían comenzado a tomar forma bajo la dirección de Universal Music Group (UMG). Esa disquera eligió a Lorde no porque ya fuera popular ni porque sonara como cualquier otro artista, sino porque sonaba como si fuera a ser algo único. Ese es el tipo de riesgos que las disqueras debieran correr más a menudo. Y es el tipo de riesgo que tenemos que apoyar y reconocer si queremos mantener viva y gloriosa a nuestra cultura musical.

httpv://youtu.be/afZ4RFfJCfM

“A pesar de que las canciones no eran perfectas, estaba muy comprometida con lo que hacía”, dijo Maclachlan en una entrevista. “Se trata principalmente de dar una buena retroalimentación, hacer sugerencias prácticas sobre la melodía y cosas por el estilo. Por lo general, ella se acercaba mí y tocaba alguna de las cosas en las que había estado trabajando. Tres meses después volvía con algo más y así sucesivamente, siempre iba haciéndoles mejoras. Eso es algo clave, si ves a alguien tan joven que está progresando, ya sabes que algo bueno está pasando”.

Al poco tiempo, conoció a Joel Little que también era un compositor y productor de Auckland y comenzó a escribir con él. Al principio fue difícil para ella encontrarse en la misma página que Little, tanto emocional como creativamente. Pero a las dos semanas de trabajar juntos, ya habían habían logrado sincronizarse y sacar tres canciones sólidas, todas fueron incluidas en una “reproducción extendida” (EP) que fue el debut de Lorde, The Love Club: conformada por los éxitos “Royals”, “Bravado” y “Biting Down”.

No mucho tiempo después, Little estaba parado junto a ella en el escenario de los Grammy, aceptando el premio de “Royals” como Canción del Año.

sdfsf

 

sefrttdfg7oldhna86mbbrqqh7wyizz2vnhgg7dco8tw4ixrxlxqebhg4j81rn3h
“Anhelamos un tipo de zumbido diferente” Fuente: Tumblr

Las estadísticas pueden darte a conocer lo que a las personas les gusta. Te pueden dar una idea sobre lo que la gente está dispuesta a tolerar en mayor o menor medida. Pero no puede decirte de dónde vendrá el próximo zeitgeist, ni tampoco que una niña de 12 años de edad necesita tan sólo un par de años y un mentor adecuado para escribir una canción que definirá a una generación.

“El mayor problema hoy en día es que los artistas firman contratos y luego el reloj comienza a correr, presionándolos a que lancen algo”, dijo Maclachlan. “Estas cosas no se pueden precipitar. Si no se siente bien en ese momento, no se siente bien.”

El verdadero arte se basa en el riesgo que estés dispuesto a correr, y la historia de Lorde es un testimonio importante de eso. Algunas personas nacen con sangre azul (“de la realeza”); otros no, pero igualmente encuentran la manera de coronarse.

Lorde-Shot-2013-11-12-at-10.33.17-AM-e1384272322726

Visto en Mic

Puede interesarte