Definitivamente no son simples paradas de buses. 

Mientras se mantuvo la cortina de hierro, la carretera fue un buen lugar en donde los arquitectos pudieron expresar todo su arte. En esta serie, el arquitecto Christopher Herwig recorrió alrededor de 30.000 kilómetros en autobus, bicicleta y taxi, cruzando 14 países, para retratar el gusto del imperio soviético por el estilo futurista y fantástico. Lo más increíble de todo esto, es que las obras de arte no son ni más ni menos que paradas de buses en las que los soviéticos tomaban el transporte público cada día. ¡Espectaculares!

1. Echmiadzin, Armenia

1

Christopher Herwig

 2. Ivianiec, Bielorrusia

11

Christopher Herwig

 3. Pitsunda, Abjasia

10

Christopher Herwig

 4. Marijampolė, Lituania

 8

Christopher Herwig

5. Pitsunda, Abjasia

7

Christopher Herwig

6. Balykchy, Kirguistán

6

Christopher Herwig

7. Altai Mountains, Siberia

5

Christopher Herwig

8. Gagra, Abjasia

4

Christopher Herwig

9. Charyn, Kazajistán

3

Christopher Herwig

10. Aral, Kazajistán

2

Christopher Herwig

11. Niitsiku, Estonia

9

Christopher Herwig

Así dan ganas de tomar el autobús en la mañana.

Puede interesarte