Por Gillian Armstrong
24 mayo, 2017

Aún creo que hay una sirena allí dentro.

Las sirenas están de moda. Muchas queremos lucir como ellas, ya que las imaginamos como hermosas musas que se mueven suavemente por los mares conquistando a cuanto hombre se les cruce por delante. Bellos peces-humanos misteriosos que deambulan por las cabezas humanas, haciendo que nos preguntemos si es que en realidad es posible que estos seres puedan haber existido alguna vez.

Pero la verdad es que ahora creo que sí existen. Porque el maquillaje lo puede todo. Engañar nuestra mente con unas simples pinturas haciéndonos ver un pedazo de carne humana, o mejor dicho en este caso, de escamas humanas, las cuales salen por debajo de la piel de la artista Channing Carlisle como si estuviera en plena transformación.

Esta fotografía lo dice todo…

La verdad es que cuesta un poco verle lo “bello”, si no que más bien se ve un tanto asqueroso. Pero sin duda que es una gran obra de arte.

Y no es la única.

Esta maquilladora logra hacer que estos efectos que lleguen a nuestro sistema nervioso a través de muchas otras imitaciones. Y éstas sin duda que te sorprenderán.

“Inspirado en el día de St. Patrick. Monedas de oro”.

¿Monedas de oro salieron de tu piel? espeluznante, aunque ese dolor podría hacerte rica.

Pero si encontraste que eso fue mucho, espérate a observar estos gusanos que se revuelvan en el pus de una herida.

Sí, eso ya lo superó todo.

 

Si no quieres ir a tu trabajo, ya tenemos la excusa perfecta para faltar. Sólo hay que llamar a Channing y decirle que maquille unas buenas heridas en nuestro cuerpo. “Tómate los días que quieras”, dirán nuestros jefes.