Por Catalina Vásquez
18 agosto, 2015

¡Genial y muy ridículo!

En una parrillada familiar el tío Sam decidió probar su nuevo juguete mientras todos disfrutaban de los perros calientes. Se trataba de un dron, de última generación y con una potencia capaz de dejarlos a todos salpicados con salsa de tomate, bebidas, y bueno, a los menos suertudos sin su peluquín o bigote postizo.

¿Quieres ver segundo a segundo lo que le sucedió a esta curiosa familia, e incluso a Scoobie, el perro? Entonces no dejes de darle play al video que te compartimos a continuación:

httpv://youtu.be/UFEtPODcL9Y

Todo esto es obra del cineasta ScottDW, quien en realidad utilizó un potente soplador de viento directo a las caras de los actores y los grabó en cámara lenta. 

PD: Creo que concordarás en que el resultado fue bastante fabuloso. Y para que lo puedas seguir apreciando, te dejo algunas de mis partes preferidas.

Captura-de-pantalla-2015-08-14-a-las-18.33.30Captura-de-pantalla-2015-08-14-a-las-18.34.36Captura-de-pantalla-2015-08-14-a-las-18.33.44Captura-de-pantalla-2015-08-14-a-las-18.34.45 Captura-de-pantalla-2015-08-14-a-las-18.34.55 Captura-de-pantalla-2015-08-14-a-las-18.34.23Captura-de-pantalla-2015-08-14-a-las-18.33.57

Puede interesarte