Por Catalina Grez
18 enero, 2015

Una artista húngara llamada Bogi Fabian ha comenzado a explorar su creatividad e interactúa con diversas formas de expresión, se dedica a pintar murallas y en las noches, al aplicar una luz UV, se reflejan sus maravillosas obras. La observación de los fenómenos naturales, las relaciones sociales, la curiosidad y la sed de conocimiento ha influenciado sus años de adolescencia, donde ha fortalecido su trabajo con victorias en concursos y competencias. Sus técnicas de pintura clásica representaron un núcleo sano que está adornado con la expedición del arte en el mundo de la fotografía, gráficos y diseño 3D.

Su mayor anhelo es «crear atmósferas de ensueño, pintar paredes y suelos, las arreglo para iluminar mi arte con una fuente de energía. Por lo tanto, el espectador puede experimentar el resultado en la luz del día, así como en la oscuridad  y de esa manera disfrutar de ella en todas sus facetas. Mi objetivo es crear espacios únicos y habitaciones que les de una identidad y un alma para poder relajarse«.

En sus obras se puede recalcar el sentido de la composición visual y los colores ofrece una expresión artística por encima del promedio. En sus primeros años se instaló en Italia para empezar con el diseño de interiores, creando una increíble variedad de colores y pigmentos. Hoy Fabian vive y trabaja en Viena, donde se filtra con éxito en la escena del arte mundial.

 14lista 12lista 20lista 19lista 10lista 4lista 9lista 1lista 16lista 18lista 2lista 17lista 7lista 8lista 6lista 3lista 5lista 11lista 13lista

Visto en Boredpanda.

Puede interesarte