Por Raúl Cobo
13 octubre, 2016

Miren aquí el trailer subtitulado de Hacksaw Ridge, la película que tiene a los críticos vueltos locos.

Dijeron que su carrera estaba acabada, que sus problemas con el alcohol y su violento carácter lo terminarían por sepultar para siempre, que su fanatismo religioso le iba a pesar la cuenta y que ningún director lo contrataría a menos que, claro, volviese el mismo a dirigir una película, y bueno, así fue como lo hizo, y adivinen, no se le ocurrió una mejor idea que una película cristiana.

¡Maldita sea Mel, vas camino a otro fracaso más en tu carrera!”, le señalaron sus amigos. Quizás lo mejor sea retirarse antes de que la gente se burle de ti, tal como lo hacen con Nicolas Cage.

Pero no, Mel no se rindió y sacó adelante este proyecto. Sin vergüenza alguna fue a presentar su película al prestigioso festival de cine de Venecia , y como era de esperarse, lo primero que dijo la gente al verla fue… ¿la mejor película del año?

Esperen, ¿es cierto eso?

Sí, ¡lo es!, de lo contrario no hubiese sido aplaudida de pies durante más de 10 minutos.

La película se llama Hacksaw Ridge y cuenta la historia del soldado estadounidense Desmond Thomas Doss, quien se negó a portar armas durante la segunda guerra debido a que su religión se lo prohibía. Sin embargo, y pese a no dispararle a nadie, él se convirtió en un soldado bastante útil que llegó a salvar muchas vidas. Tanto así que el ejercito estadounidense lo condecoró con una medalla de honor, convirtiendose así en el primer objetor de consciencia en recibir tal galardón.

Aquí pueden el trailer de la película…

httpv://youtu.be/03TrzWk0D_s

“Gran parte de la atención de esta película se debe prestar a nuestros guerreros; que necesitan un poco de amor y comprensión. Espero que esta película transmita ese mensaje”

-Mel Gibson, durante la conferencia de prensa en el Festival de Venecia-

Para Gibson, este regreso a la dirección representa un gran reto, ya que se trata de una historia que él quería llevar a la pantalla grande hace ya mucho tiempo, pero que por varios problemas (personales en su gran mayoría) el proyecto había quedado postergado y a punto de desaparecer para siempre, pero como ya lo saben… Mel es un superviviente y siempre sale a flote.

El último trabajo de Mel también significa un regreso en gloria y majestad para el actor y director, quien había pasado más de una década sin grandes proyectos y apareciendo esporadicamente en papeles menores… y en películas menores.

A riesgo de terminar como John Travolta y convertirse en un actor olvidado, o en un gif, el australiano decidió ponerse el mismo frente a las cámaras, tal como lo hizo en Corazon Valiente o La Pasión de Cristo y así recrear una historia que de seguro emocionara a todo el mundo.

 

No son pocos los periodistas que ya lo ven como una carta segura para los Premios Oscar de este año. Y a eso le sumamos que a la Academia le encanta premiar a los que alguna vez estuvieron caídos, la nominación, al menos como mejor director, ya está practicamente asegurada.

Eso no es todo para Gibson, ya que apenas termine con la promoción de Hacksaw Ridge, inciará el rodaje de su más próximo proyecto, uno aún más ambicioso: se trata de nada más  i nada menos que la secuela de La pasión de Cristo y que relatará los hechos ocurridos durante la resurección de Jesús.

Pero me imagino que para eso aún falta mucho, así que por mientras, solo nos queda esperar hasta 4 de noviembre de 2016, fecha de estreno mundial de Hacksaw Ridge.

¡Atención mundo entero, que Mel Gibson está de vuelta, y está mejor que nunca!

Puede interesarte