El resultado es intenso y emocional… pero tienes que verlo.

El dolor no es solamente algo físico. No son sólo reacciones a golpes, cortes o problemas de salud. El dolor es también algo interno, algo emocional. Y muchas veces, hay cosas de ese ámbito que nos afectan mucho más que algo que lo haría por fuera. El artista Róbert Mačej quiso representar lo intenso que puede ser vivir una separación con alguien querido, o lo que significa una división con uno mismo. 

Y sorprendentemente, usó frutas. La elección no hizo que su intención perdiera poder, sino todo lo contrario. Sólo miren. 

1. La separación entre una madre y su hijo

Róbert Mačej

2. La iniquidad

Róbert Mačej

3. Un corte repentino

Róbert Mačej

4. Las cicatrices y el miedo

Róbert Mačej

5. El suicidio

Róbert Mačej

6. El abatimiento

Róbert Mačej

7. Cada división duele…

Róbert Mačej

Muy intenso, ¿no?