¡Cuando pensaste que tu comida favorita no podía ser mejor!

 Usamos aguacate para absolutamente todo. O bueno, por lo menos yo. Para el pan en mi desayuno, para mi ensalada en mi almuerzo e incluso para algún plato especial en la cena. Algunos sanos batidos también lo llevan e incluso están quienes lo usan para mejorar su cutis. Definitivamente, amamos el aguacate y si calculáramos cuantos comemos al año, también descubriríamos que botamos cientos de cuescos a la basura… aportando con eso a un grave desperdicio.

“¿Conociste a mi primer hijo, Aguacate?”.

Los cuescos también tienen mucha importancia… ¡porque pueden sanar tu alma!

Y no, esto no es parte de un extraño ritual en el que lo usas de collar, lo llevas en tu bolsillo o lo lavas con agua de mar cuando la luna está llena. Esto es mucho más simple -¡y hermoso!- que eso.

Con los cuescos podemos obtener maravillosas figuras para nuestras casas o para un amuleto… que te encantarán a ti y a cualquiera que los vea.

Pero claro, hay un sólo detalle… para eso debes conocer a Jan Campbell, la irlandesa que talla estos elementos inspirándose en figuras del folklore celta. Sus personajes sanan el alma por una simple razón: transmiten una paz enorme.

¡Sólo mira!

Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces
Avocado Stone Faces

¡Con sólo verlos me siento una nueva persona!