Por Yael Mandler
5 octubre, 2015

La filosofía de vivir el momento hecha país

Quienes han visitado Bangkok, la capital de Tailandia, dicen que esa es la ciudad que nunca duerme. Durante las 24 horas del día el lugar está disponible para la fiesta, la aventura y la locura. Puedes pasar noches enteras sin dormir, porque siempre hay tanto que hacer y la cantidad de gente que esté dispuesta a acompañarte será muchísima.

"กลางกรุง" #vscocam #vscogallery #Bankkok #city

A photo posted by Nareumon na (@nun_ssnatara) on

Probablemente si has escuchado esto y estás pasando por un mal momento personal, lleno de estrés y responsabilidades, Tailandia no será el destino que estés pensando elegir para recobrar la energía perdida. Después de todo, ¿cómo se puede descansar en un lugar con esta fama?

Pero eso sería un gran error. Es cierto que si viajas hasta allá, probablemente no te pasarás el día en una hamaca tomando un bebestible relajante en tu traje de baño, esperando a que alguien aparezca con una sonrisa y se lleve tu vaso vacío. Pero, a cambio de eso, podrías encontrar la mejor clave para solucionar tu problema de estrés, no sólo por un momento, sino que para el resto de tu vida.

¿Por qué? Simplemente porque si conversas con los tailandeses y experimentas cómo viven, te empaparás de su filosofía de vida que poco sabe de preocupaciones. En estos cinco mandamientos que leerás a continuación, podrás comprender cuál es la magia que está detrás:

1. Haz lo que quieras pero no molestes a nadie

Tan simple como el concepto de que tu libertad termina cuando empieza la del otro, esta es una forma de comprender que los límites que muchas veces te autoimpones no tienen razón de ser. Muchas cosas de las que te privas, desde las más simples como cantar a toda voz mientras conduces, podrías hacerlas sin molestar a nadie y podrían cambiar tu día completamente.


2. La palabra «permitir» es una estupidez

Thailand Tubing #Tubing #KhaoSok #NationalPark #Thailand #GoPro

A photo posted by Alisha Rees (@lishyrees) on

«Me voy a permitir descansar media hora antes de continuar con mi trabajo», «me voy a permitir no ir al gimnasio esta tarde». Cientos de veces hemos dicho frases como estas pensando en que nos damos libertades, cuando en realidad, usar esta palabra es la prueba de todo lo contrario: de que nos reprimimos todo el tiempo hasta que nos damos estos pequeños recreos. «Si quieres hacer deporte, hazlo. Si no, quédate haciendo otra cosa. Si vas a trabajar, que sea porque así lo quieres», es lo que dice la filosofía de los tailandeses.


3. Haz lo que te haga feliz

 

Si salir todos los días con alguien diferente y no comprometerte nunca es lo que te hace feliz, que no te importe lo que diga tu familia, tus amigos o tus vecinos. Olvídate de lo que es socialmente correcto y de los patrones de comportamiento que harán feliz tu vida, desde el punto de vista occidental. No a todos nos hacen felices las mismas cosas, así que ve en busca de las que sean las tuyas. 


4. No sacrificarse por el mañana

Ahorrar para el futuro o trabajar para ganar experiencia para llegar a ser jefe mañana, son pensamientos que no están en los libros de los tailandeses. Vivir el momento y disfrutar de lo que está pasando hoy con tu vida es una de las lecciones que más transmiten en este país. Nadie sabe lo que va a pasar mañana y no querrás estar siempre en modo «espera».

#thailand#phuket#patong#patongbeach#nightlife#night#pub#bar#gece#sokak#hayat

A photo posted by @eroldursun on


5. Date un tiempo para meditar

#buddhist#temple#gold#relaxtime #orange#robe#phuket #thailand #

A photo posted by @n.miklos on

Esta es la mejor forma de empezar o terminar un día intenso. La meditación es una actividad que está muy implícita en esta cultura, a propósito de su religión. Pero más allá de tus creencias, siempre es bueno bajar el ritmo y reencontrarte con tus pensamientos para poder llegar a conocerte mejor.

Puede interesarte