Por Camila Londoño
5 agosto, 2016

Mezcla, revuelve, disfruta.

Parecen poco funcionales, pero en realidad estos llamativos frascos con glitter cumplen un objetivo muy importante: nos relajan. Hacerlos es muy fácil, económico y dicen por ahí que reducen las ansiedad. Sólo tienes que moverlos un poco y el brillante movimiento te transportará a una especie de galaxia hipnotizante. ¿Qué necesitas para hacerlos? 

Materiales:

  1. Un frasco de vidrio.
  2. Glitter (el color que quieras).
  3. Pegamento transparente.
  4. Colorante comida (opcional).
Captura de pantalla 2016-08-03 a las 2.46.43 p.m.
Emilie Lefler

1. Llena tu frasco con agua caliente (hasta la mitad)


2. Agrega pegamento

Si quieres que el movimiento sea rápido, no eches mucho pegamento. Si quieres que sea lento, agrega una buena cantidad. Puedes usar un poco de colorante.


3. Añade el glitter


4. La cantidad y los colores que quieras


5. Revuelve


6. Echa un poco más de agua hasta llenar el frasco


7. Cierra y revuelve


8. Relájate

No podrás parar. 

Puede interesarte