Por Antonio Rosselot
20 octubre, 2017

Me pregunto quién hará el retrato de Trump y Melania…

En Estados Unidos hay una costumbre arraigada hace bastante tiempo ya, que dice que cada vez que un gobierno se termina, se mandan a hacer retratos del ex Presidente y de su esposa, ambos por separado. La iniciativa corre por cuenta de la Galería de Retratos Estadounidenses del instituto Smithsonian, y este año, como era de esperarse, le toca a los Obama.

AP

Hace unos días, desde el Smithsonian anunciaron el nombre de los artistas que retratarán al ex mandatario y a su mujer, quienes dejaron la Casa Blanca en enero de este año. Y los elegidos son Kehinde Wiley, quien pintará a Barack, y Amy Sherald, quien hará lo propio con Michelle.

¿Una particularidad? Ambos son los primeros artistas de raza negra en la historia de Estados Unidos en asumir este desafío.

Partamos con la elección de Michelle. La ex Primera Dama del país norteamericano escogió con pinzas a Amy Sherald, cuyo trabajo se enfoca en desafiar los estereotipos sociales hacia la gente de color, explorando así los diversos elementos de la identidad afroamericana en sus obras.

Amy ha recibido muchísimos reconocimientos por su obra, pero el más importante fue su primer lugar en el concurso Outwin Boochever de 2016, organizado por la misma Galería de Retratos Estadounidenses. Lo ganó con la siguiente pieza, que superó a alrededor de 2.500 rivales:

Frances & Burton Reifler

Como afroamericanos recibimos las mismas historias de quienes somos: historias llenas de dolor, opresión y lucha. Pero hay otras dimensiones en las vidas afroamericanas que rara vez son representadas. Yo estoy pintando a esas personas.

Amy Sherald al Huffington Post

Por otra parte, la elección de Obama también fue precisa. Kehinde Wiley es un artista que pinta en lienzos de gran tamaño, y su dominio de la perspectiva, colores y sombras hacen de su trabajo algo realmente digno de ver. Si no me crees, mira estas imágenes:

Portrait of Natasha Zamor, 2015 Oil on canvas 72 x 60 in

A post shared by Kehinde Wiley (@kehindewiley) on

Studio session #kehindewiley

A post shared by Kehinde Wiley (@kehindewiley) on

Al igual que su colega Amy, Wiley se destaca dentro del mundo artístico por su capacidad de representar la vida y cultura de los afroamericanos, buscando posicionarlos en una historia en la que nunca fueron considerados. Aparte, Wiley es abiertamente homosexual, y también trata de reflejar esas vivencias en sus obras. 

Tomando en cuenta esto, la elección de Wiley no es rara, ya que durante su administración Obama impulsó muchos proyectos emblemáticos en relación a género, como el matrimonio igualitario y un apoyo irrestricto a la comunidad LGBTQ.

#resilient

A post shared by Kehinde Wiley (@kehindewiley) on

Siempre es bueno quebrar con los paradigmas negativos y las costumbres dañinas de la sociedad, ¡así que felicitamos a Kehinde y Amy por su gran logro!