Por Rosario Mena
3 mayo, 2015

Un buen golpe y ¡ya está! A disfrutar de una fresca lechuga

Si eres un fanático de la cocina te encantará el truco que estás a punto de ver. Ya no tardarás largos minutos en quitarle el tallo a la lechuga, en solo 2 segundos podrás lograr esta tarea,  y lo único que vas a necesitar es fuerza y un buen golpe. Luego de quietarle el tallo podrás volver a utilizarlo, si lo plantas y lo riegas regularmente ¡podrás hacer crecer una nueva lechuga!

Intentalo en casa.

httpv://youtu.be/aiMhg_mpKD0

Puede interesarte