Por Camila Cáceres
20 abril, 2017

Me estoy ahogando de emoción.

Creo que nunca he estado tan emocionada por la mera existencia de un lugar en este mundo como la CADA VEZ MÁS CERCANA apertura de “Star Wars Land”, la zona dedicada a la saga espacial en los Disneyland de Anaheim, California y Orlando. Vale, excepto por, quizá, mi asiento en la sala de estreno de El Último Jedi. Puede que esté un poquiiiito más emocionada por eso.

En febrero, Harrison Ford (AÚN ESTOY LLORANDO EN MI CORAZÓN) reveló que tendrá al menos tres atracciones más de las que había pensado, gracias al éxito de las nuevas películas, pero uno de los directores del proyecto aclaró que no sólo se trataba de más atracciones:

Star Wars Land será una experiencia “inmersiva”, en un planeta que aún no aparece en la saga, del Borde Exterior. 

“Esta remota villa que una vez fue el paso obligado para algunas rutas comerciales, pero la prominencia de este puesto fronterizo quedó en el pasado tras el desarrollo de los viajes hiperespaciales. Ahora es el hogar de aquellos que tratan de pasar de ser percibidos, un punto importante para traficantes, comerciantes truculentos y aventureros que viajan entre la frontera y el espacio no explorado. Es un conveniente refugio para aquellos que tratan de evitar el alcance de la Primera Orden”.

Chris Taylor

El hombre también agrego en su Twitter: “Las rocas son reales”.

Al entrar al parque deberás escoger entre el bien y el mal. ¿Te unirás a la Resistencia? ¿O escogerás el Lado Oscuro?

Es posible que usen un nuevo tipo de tecnología que se está probando actualmente en Orlando: Las bandas RFID. Unas simples pulseras… que pueden detectar tu ubicación y ritmo cardiaco, además de llevar todo registro de identidad que el parque maneje sobre tu persona (¿tendrán acceso a Facebook?).

Debo admitir que realmente suena casi demasiado emocionante para ser cierto.

El parque se abre el 2019. ¿Vas a visitarlo?