Por Pablo Román
13 marzo, 2018

Yo ya ordené una docena de cruasán.

La comida sí se puede mezclar con la vestimenta. O,  por lo menos, pueden convertirse en aretes que no sólo son bonitos, sino que además, son deliciosos (pero no comestibles). Su autora es la polaca Katarzyna Korporowicz y tiene la habilidad de recrear estos dulces manjares, para transformarlos en un adorno con estilo.

Están hechos con un tipo de arcilla plástica (PVC) que, según deMilked, es muy popular en la joyería especializada en pasteles.

Yo les puedo confirmar que lo vi y lo único que quiero hacer ahora es comer un poco de helado.

1. Entre más amargo mejor

Facebook/kokowithlove

2. Puedo sentir su sabor con sólo verlo

Facebook/kokowithlove

3. Me encantaría morderlo

Facebook/kokowithlove

4. Muy esponjoso

Facebook/kokowithlove

5. Una colección de helados

Facebook/kokowithlove

6. Macarons

Facebook/kokowithlove

7. El relleno se ve tan real

Facebook/kokowithlove

8. Se me antojaron unos waffles

Facebook/kokowithlove

9. Este helado necesitó mayor dedicación

Facebook/kokowithlove

10. Justo estoy tomando una taza de café ¿es café cierto?

Facebook/kokowithlove

11. Imagina tener esas delicias colgando en tu oreja

Facebook/kokowithlove

12. Me dio tanta hambre esto

Facebook/kokowithlove

13. No sé lo que es, pero si no fueran aretes me los comería

Facebook/kokowithlove

14. Perfecto para acompañar con café

Facebook/kokowithlove

15. Ya me imagino el sabor del relleno de coco

Facebook/kokowithlove

16. Estos son los que más me gustaron

Facebook/kokowithlove

17. Donas, las favoritas de la policia estadounidense

Facebook/kokowithlove

18. Con un poco de leche luciría hermoso

Facebook/kokowithlove

19. Edición dedicada para los golosos

Facebook/kokowithlove

20. La colección completa de macarons

Facebook/kokowithlove

Puede interesarte