Por Camila Cáceres
12 septiembre, 2016

Ha logrado más en sus cortos años que muchos en toda una vida.

Joey Alexander nació en Bali, Indonesia y ha dedicado su vida al jazz. Tocó para Herbie Hancock, uno de los primeros jazzistas en incorporar el funk al movimiento, durante su paso por Jakarta. Ganó el Grand Prix en el Master-Jam Fest, una competencia de músicos de jazz llevada a cabo en Ucrania y en el que participan 43 músicos de 17 naciones. Se ha presentado en el Apollo Theater y en el Copenhagen Jazz Festival. Tocó para el ex-presidente de los Estados Unidos Bill Clinton. Fue nominado a un Grammy.

Pero lo más increíble: Hizo todo esto antes de cumplir los 13 años.

Cuesta creerlo, hasta que ves este video. Y es que no me quedan palabras.

«Ulysses y Larry lo hicieron funcionar. Para mí, el jazz no sólo se trata de expresarnos libremente, sino que es una cosa grupal, es tener una conversación y continuar juntos”.

-Joey-

Pero detrás de todo hijo prodigioso, hay un par de adultos que lo apoyan. Denny y Farah tenían una empresa de turismo, pero apenas reconocer el talento de su hijo,  disolvieron el negocio y se mudaron a Jakarta, donde Alexander podría estudiar jazz con mayor facilidad. Luego, cuando Alexander demostró que podía triunfar lejos de casa, se mudaron a Nueva York el 2014. Su padre le regalo su primer teclado y ha descrito su talento como, «un regalo de Dios».

¡Qué impresionante familia!

Puede interesarte