Por Catalina Grez
29 mayo, 2015

¿Quién dijo que hay edad para el arte urbano?

Si piensas que no todos conocen los códigos de la calle, estás muy equivocado. Eso es lo que piensan las abuelas del grupo LATA65 porque independiente de la edad que tengan, saben perfectamente cómo hacer graffitis. Un grupo de edad se reúne siempre para cumplir con su labor: darle color a las calles que están deterioradas en Lisboa, Portugal.

10931449_524627657679135_2504018006222535823_n

LATA65

Esta increíble iniciativa fue motivada por el hecho que no todos los adultos mayores tienen conocimiento sobre el arte urbano y eso es lo que quieren enseñar, se encargan de ofrecer talleres de graffitis para que así como comunidad puedan mejorar distintos barrios en la ciudad. Ya se han agrupado con más de 100 personas en esta cultura juvenil y no planean dejar de pintar. Con sus propias pandillas toman sus stencil y latas de aerosol con el fin de que hayan calles con colores vibrantes por todos lados.

21906_580318568776710_1342246322457437355_n

LATA65

10551696_560313217443912_1182865632614567466_o

LATA65

Si uno lo piensa detenidamente, aparece el prejuicio del tema callejero que se contrapone con el tema de la edad pero como ellas quieren transmitir conocimiento, se llevan todos los aplausos por querer cerrar la brecha entre las generaciones y desechar todos los estereotipos. ¡Me encantó!

11150837_580318748776692_4630657580959356653_n
LATA65
Al final ¡todo conocimiento es bienvenido!
10488212_580318702110030_4704380866702829036_n
LATA65

Puede interesarte