Por Josefina Bonnefont
27 diciembre, 2016

Sí, sólo eso.

¿No nos crees? Pues así lo comprobó un padre chileno en su hogar. Estaba jugando al baloncesto con su sobrino, y entre un lanzamiento y el otro, la bola cayó justo en una cerca con puntas, que la desinfló. A pesar de que todo parecía perdido, este hombre recordó un tutorial que había visto en Internet, en el cual enseñan cómo reparar una pelota pinchada con huevos. Sí, con huevos.

Mira el video a continuación:

De acuerdo a lo que aparece en el video, en primer lugar en necesario insertar clara de huevo en la pelota con una jeringa, para luego batirla por unos minutos, mientras ésta se esparce.

Posteriormente se debe volver a inflar hasta que comience a salir la clara del huevo por el orificio del pinchazo. Finalmente, se debe posar la pelota al sol por un par de horas y ¡voilá!

YouTube

Ahora, la pregunta que todos nos hacemos es: ¿este truco sirve?

“La clara de huevo tiene en su composición química dos proteínas: la ovomucina y la ovoalbumina, ambas bajo ciertas condiciones -como el calor- forman un coágulo insoluble que puede adherirse al orificio. Es parecido a lo que ocurre cuando cocinamos un huevo frito; la parte blanca sería un coágulo, como un gel duro, y éste último no permitiría la salida del aire de la pelota. Además, tiene una capacidad adherente que permite que se pegue la goma de la pelota por el efecto de las proteínas presentes en la clara”.

-Marcela Zamorano, química farmacéutica, a LUN

YouTube

De acuerdo a los expertos, es muy importante batir la pelota luego de insertar la clara, ya que gracias a eso, lo que antes era espuma de huevo se convierte en el coágulo que sella el agujero de la pelota, pues al agitarla cambia la composición molecular de la clara.

Las proteínas, al parecer, son la clave del asunto.

“La razón es que pueden ser utilizadas como agentes aglutinantes, coagulantes y gelificantes. Al estar en contacto con el sol (directa o indirectamente) estas proteínas se desnaturalizan y por ende se solidifican”.

-Claudio Bravo, profesor de ciencia químicas, a LUN

Así que ya está, este es el secreto que solucionará todos tus problemas con las pelotas… pero ojo, que no es para siempre.

Es sólo una solución momentánea. 

Puede interesarte