Por Camila Londoño
29 enero, 2016

Después de 57 años, las muñecas al fin tienen más curvas.

Este es probablemente el cambio más grande de la muñeca Barbie en sus 57 años de historia y es un hecho que sin duda influirá de una u otra forma en los ideales de belleza. La compañía Mattel lanzó al mercado tres nuevos cuerpo de Barbie: petite (pequeña), tall (alta) y curvy (curvilínea). Estas se venderán junto a la clásica muñeca de cuerpo «perfecto». La noticia ha impactado al mundo pues nadie lo sospechaba. Era un secreto muy bien guardado de la compañía; al proyecto del cambio de cuerpos le llamaron Project Dawn (Proyecto Amanecer) y sólo 20 personas sabían de su existencia. Ahora, las nuevas muñecas salieron a la luz y se empezaron a vender desde el 28 de enero de 2016.

BARBI-3
Fuente

Todas se seguirán llamando Barbie, pero la diferencia radica en que ahora tendrán rasgos con los que una persona normal podría identificarse.

La Barbie curvilínea especialmente, es sin duda la que marca de una forma radical el cambio sorprendente que acaba de tener la muñeca. Y algunos especulan que este revolucionario hecho es el resultado de una presión ejercida por la sociedad y en gran medida, por los competidores de la marca quienes estaban llevando la delantera en ventas con muñecas como Elsa de Frozen.

barbie-realistic-bodies-doll-real-women-6
Fuente

 

Sin importar las razones, es un alivio poder ver Barbies de distintos tamaños formas y colores. ¿Por qué?

Barbie vende aproximadamente mil millones de dólares al año en alrededor de 150 países y un gran porcentaje de niñas entre los 3 y 12 años son dueñas de una Barbie. Ha sido sin duda un símbolo de belleza erróneo durante muchas generaciones. Esto significa que durante años, las niñas de todo el mundo han crecido junto a un objeto inanimado «perfecto» que no representa a la mayoría de mujeres en este mundo.

 

BARBI
Fuente

Es entonces revolucionario el hecho de que Barbie aterrizara ese ideal de belleza absurdo a un nivel mucho más realista.

No es sólo una muñeca, es el espejo de muchas niñas que después tendrán que salir a la calle a ver que la gran mayoría de mujeres no son Barbies. La compañía espera que esta nueva variedad de muñecas refleje más a las pequeñas clientes de la marca. Obviamente habrá críticas; sólo el hecho de traducir los nombres (petite, tall y curvy) en muchos idiomas sin causar ofensas, fue una labor de meses. Pero en definitiva creo que es más lo bueno que lo malo.

barbie-realistic-bodies-doll-real-women-2
Fuente

¿Qué opinas tú de las nuevas Barbies? 

Puede interesarte