Por Felipe Hernández
9 noviembre, 2016

Dios, cómo pasan los años.

El 24 de octubre del año 2006 fue lanzado al mercado el primer álbum de Taylor Swift, cuando aún era muy poco conocida y solo compartía sus incómodas experiencias con sus seguidores en MySpace. Sin embargo, 10 años después nos encontramos a toda una súper estrella que amenazaba con dominar el mundo del pop con cinco álbumes bajo el brazo. Pero, ¿qué tanto ha cambiado? Ahora lo sabrás.

1. El séquito de amigas con el que podría conquistar el mundo

Getty
Getty

Antes los chicos que le rompían el corazón eran su mayor inspiración y se hizo conocida por ser una de las más salvajes destruyendo a los ex en su vida, sin embargo en su último álbum dio un giro más cercano al mundo del feminismo y se consiguió un gran grupo de mujeres al que se le conoce como el squad de Taylor Swift, el cual estrenó con su polémico video de Bad Blood (lástima que pueda estar desintegrándose).


2. El dramático salto de la música country a la música pegajosa y adictivamente pop

Big Machine
Big Machine

Ya con su cuarto álbum de estudio se notaba que Taylor Swift estaba metiéndose en un mundo al que parecía siempre haber pertenecido, por con Red quedó confirmado que su próximo álbum sería 100% pop y nada de country.  Así fue como 1989 vio la luz del día, todos quedamos más que calvos, porque nadie podía creer que la chica country que un día conocimos tuviera tanta energía para convertirse en una institución del pop.


3. Su impresionante éxito incursionando en el mundo del pop

Mark Ralston
Mark Ralston

Lo más sorprendente de todo, es que podrías pensar que Taylor Swift vivió uno de esos intentos fracasados de alcanzar un público mayor… Y no podrías equivocarte más. Con su quinto álbum de estudio, Taylor Swift destrozó las listas, consiguió poner tres canciones en el número uno de Estados Unidos y logró su cuarto álbum encabezando las ventas. Probablemente te imaginas la emoción de los fans que estuvieron con ella desde el principio.


4. El lugar en donde vive, pasando del campo directamente a la gran ciudad

@taylorswift
@taylorswift

Nashville, Nashville, Nashville. Su primer álbum se trataba casi en un 100% de la ciudad que es la cuna de la música country y de los vaqueros que se paseaban por las calles capturando su mirada e inspirándola a escribir canciones. Pero 10 años después, Taylor Swift es toda una neoyorquina digna de hacer una aparición en Sex And The City. Incluso tiene una canción dedicada a la ciudad que ahora es su hogar.


5. La forma en que la gente la percibe en redes sociales

5
@ericthedj/@wocdyinha

Si hay una lección que puede darte Taylor Swift, es que entre más personas te conocen, más personas te aman… Y muchas más aún te odian. Algo que en general le pasa a todos los artistas, pero en el caso de la cantante de Shake It Off ha llegado incluso a crear teorías que sostienen que es el clon de una satanista (lo que es bastante fácil de creer, en verdad).


6. La cantidad de enemigos que se ha ido ganando en el camino y polémicas en las que se ha visto envuelta

Kevin Mazur
Kevin Mazur

Quizás si alguien le hubiera advertido que tener tanto éxito te convierte en la carnada perfecta para los dramas en el mundo del espectáculo, Taylor Swift hubiera tenido más cuidado con quiénes se mete, porque desde amigas hasta ex novios, Taylor Swift ha tenido problema con muchas personas y también ha estado involucrada en problemas que de alguna forma siempre dirigen a su imagen. ¿Será que ella es la del problema o todos los demás?


7. Por supuesto, su relación con el siempre polémico Kanye West

MTV
MTV

Probablemente no exista una pelea tan polémica como la de Kanye West y Taylor Swift, porque ya es parte del colectivo popular y una de las primeras cosas en las que piensas cuando te dicen “VMAs”. Luego del famoso incidente, se reconciliaron pero tiempo después volvieron a pelearse a muerte cuando Kanye West dijo que había “hecho famosa a esa perra” en una de sus canciones y el infierno se desató sobre el mundo.


8. También el tipo de chicos con los que ha mantenido relaciones amorosas

@JonasFanMoments/@LoyalStalker
@JonasFanMoments/@LoyalStalker

Paso de ser una chica con una tendencia bastante recurrente a los chicos lindos y buenos, como Joe Jonas (el de antes, no el hombre maduro y ardiente de ahora). Sin embargo, pasó por una etapa donde se notaba algo de atracción por los chicos malos, como John Mayer, e incluso algo mayores que ella, como Jake Gyllenhaal. Aunque el facto común sigue siendo el drama, del que ni siquiera se escapó Calvin Harris.


9. Sus exigencias cuando de manejar su música se trata

Dance like no one's watching @applemusic @theactualdarkness

A video posted by Taylor Swift (@taylorswift) on

Partió con un álbum que era producido casi en su totalidad por otras personas y el último que estrenó es producido casi en su totalidad por ella, quien además se encargó de todo el proceso de creación actuando como productora ejecutiva. Además, estuvo a punto de dejar su música fuera de servicios de streaming como Apple Music, mientras no estuvieran dispuestos a pagarle por todos y cada uno de los segundos en que su música fuera reproducida. Finalmente lo consiguió y ahora incluso es rostro de la compañía.


10. Y obviamente, su sentido de la moda que antes era muuuuy diferente

Getty/@taylorswift
Getty/@taylorswift

A Taylor Swift la conocimos siendo literalmente la típica chica del campo con botas vaqueras, un vestido floreado, su cabellera llena de rulos dorados y siempre con una guitarra en los brazos, porque ese era su sello. Sin embargo, ya sea por la madurez o su transformación musical, ahora no es raro verla pasando de chica a buena a dominatrix envuelta en cuero y chokers que despiertan millones de teorías.

Y lo más triste de todo, es que hace diez años nosotros probablemente estábamos tragando comida chatarra tirados en un sillón. Exactamente lo mismo que hago hoy.