Por Raúl Cobo
18 noviembre, 2016

Ahora sabemos qué veía Donald Trump de pequeño.

Quizás no haya sido la intención de los escritores o dibujante,  o quizás sí; lo cierto es que muchas veces los dibujos animados han sido completamente racistas y discriminadores para con los pueblos no estadounidenses ni europeos. Posiblemente de niños nunca nos dimos cuenta de esto, pero hoy con los años nos hemos dado cuenta que algunos dibujos animados eran realmente terribles, ¿qué queda para los de carne y hueso?

1. Speedy Gonzales

Seguramente este era el dibujo animado favorito de Donald Trump. El «simpático ratón» personificaba a un mexicano pillo y que solo pensaba en fiestas y en dormir. Claro, seguramente para muchos estadounidenses esa es la única visión que tienen de sus vecinos.


2. Gargamel, de Los Pitufos

En serio, ¿el único malvado de Los Pitufos era un monje judío? Mas encima su gato se llamaba Azrael, que no es el protagonista de una teleserie turca, sino que un arcángel del antiguo testamento.


3. La Ama de Casa de Tom y Jerry

Claro, sí o si tenía que ser «negra». Además, nunca le muestran cara, lo que aumenta más el racismo.


4. Capitan Planeta

A ver, esto es simple: todos los planetarios tenían grandes poderes: el de Estados Unidos controlaba el fuego con su anillo, así como la soviética movía el agua. En cambio el latino tenía corazón, sí, ese era su único poder. Además de eso, lo presentaban como alguien descalzo que prácticamente había nacido en medio de la selva.


5.  Fantasía

16_cen10-1-598x448

Acá la gente blanca son centauros celestiales. Las personas negras en tanto, son sus sirvientas.


6. Aladdin

Hermosa película, pero en serio, ¿tan malo era el «medio oriente»? Después de ver la película no dan muchas ganas de ir a países donde por ejemplo, te mutilan por robarte un pan.


7. Los cuervos negros, de Dumbo

Otra hermosa película, pero, ¿por qué los cuervos tenían que ser negros, escuchar jazz y ser considerados marginales a los ojos de la sociedad?


8.  Los monos del Libro de la Selva

Según el mismo autor del libro, todos los animales hablaban un excelente británico, excepto los monos, que no hacían más que gritar.


9. Los súpercampeones

super-campeones

No aparece ningún negro en la serie, ni siquiera cuando juegan contra Brasil. Eso es raro. También se echa de menos la presencia de latinos, dado que por estos lados nacen los mejores jugadores, no así en Japón.


10. Betty Boop

Estas caricaturas de los años 20’s eran realmente terribles. Para el dibujante de esta serie, los afroamericanos solo sabían tocar jazz y se vestían como caníbales. A su vez, la gente del campo era completamente salvaje, tanto así que un capítulo se quieren violar a Betty, sí, ¡violar! Menos mal que se salva gracias a las caricaturas del bosque.


11. Fantasías animadas de ayer y hoy

Según los dibujos animados antiguos, los afroamericanos solo saben tocar jazz; eso siempre y cuando no pertenezcan a una tribu de caníbales.

Puede interesarte