Por Maximiliano Díaz
28 noviembre, 2017

De seguro jamás pensaron que los descubrirían.

Disney es la compañía de animación más grande de todo el mundo occidental. El estudio, fundado en los años ’20, ha hecho casi 60 largometrajes. Muchos de ellos, dibujados completamente a mano, y necesitando cientos de ilustradores para dar vida a la película, y demorando años en terminar un solo proyecto.

Es por esto mismo que, en tiempos anteriores, no era extraño ver que los dibujantes “reciclaran” escenas (incluso hoy no es raro ver que grandes estudios de animación lo hagan, o que lleguen a copiarse entre estudios):

Así, los largos proyectos tenían la oportunidad de ver mucho más pronto la luz, y si se hacía con la pericia necesaria, nadie se daría cuenta. Pero probablemente nunca imaginaron la tecnología que tendríamos hoy, ni los fans devotos que generaría el estudio, dispuestos a estudiar cada película, escena por escena. 

Sea cual sea el juicio sobre esta práctica, aquí hay algunas de las escenas recicladas más famosas de la historia de Disney.

1. Robin Hood (1973), y Blancanieves y los Siete Enanitos (1937)

Walt Disney Studios
Walt Disney Studios
Walt Disney Studios

2. Robin Hood (1973), y El Libro de la Selva (1967)

Walt Disney Studios
Walt Disney Studios

3. 101 Dálmatas (1961), y El Libro de la Selva

Walt Disney Studios

4. La Espada en la Piedra (1963), y El Libro de la Selva (1967)

Walt Disney Studios

5. 101 Dálmatas (1961), y La Espada en la Piedra (1963)

Walt Disney Studios
Walt Disney Studios

6. La Espada en la Piedra (1963), y La Verdad Sobre Mamá Oca (1957)

Walt Disney Studios

7. Winnie the Pooh (1977), y El Libro de la Selva (1967)

Walt Disney Studios
Walt Disney Studios
Walt Disney Studios

8. La Princesa y el Sapo (2009), y La Espada en la Piedra (1963)

Walt Disney Studios
Walt Disney Studios

9. Alicia en el País de las Maravillas (1951), y Pinocho (1940)

Walt Disney Studios

10. El Libro de la Selva (1967), y La Leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo (1949)

Walt Disney Studios
Walt Disney Studios

11. La Bella Durmiente (1959), y La Bella y la Bestia (1991)

Walt Disney Studios

De todas maneras, esto no hace que se pierda la magia. Es más, incluso podrá hacer pensar a algunos que todos los personajes viven en el mismo maravilloso mundo, y que las mismas personas mueven sus hilos para darles vida.

 

Puede interesarte