Por Andrea Araya Moya
8 enero, 2022

Hasta invitó a Meghan a un evento oficial cuando aún no se casaba con Harry.

Sabemos que la familia real británica tiene reglas muy estrictas y que prácticamente nunca deben ser quebrantadas, sobre todo frente a los ojos del público. Diana de Gales y hasta Meghan Markle fueron captadas y criticadas en ocasiones por romper algunas reglas que, en su mayoría, fueron creadas por la misma reina Isabel.

Sin embargo, como dicen las lenguas, toda regla está hecha para ser quebrantada. 

Incluso por quien las creó.

Sí, porque reina y todo, Isabel II también ha sido vista rompiendo sus propios protocolos y ni siquiera haciéndose problema por ello. A veces incluso para mejorar las cosas, evitarse polémicas, y ver felices a quienes más quiere.

O hasta para relajarse un rato.

1. Permitió que a Charlotte comenzaran a llamarla “princesa”

Duke and Duchess of Cambridge

Según el protocolo, solo el primer hijo de los miembros sería llamado príncipe. Eso sí, la reina Isabel en 2012 creó una nueva regla en la que todos los hijos del príncipe William serían llamados príncipes, incluyendo Charlotte.

2. Abrazó a Michelle Obama en una visita oficial

Daniel Hambury

Como miembro de la familia real, está prohibido ser abrazado o tocado por alguien externo. Sobre todo a la reina.

Pero, cuando Isabel II conoció a los Obama en 2009, abrazó de vuelta a Michelle Obama mientras ella la abrazaba cariñosamente mientras conversaban.

3. Les dio autógrafos a unos fans

Tim Graham

Para que sus firmas no sean falsificadas, los miembros de la corona no tienen permitido firmar autógrafos, y mucho menos la reina. Sin embargo, ella rompió este protocolo en una visita a Malasia.

4. Permitió que Kate Middleton y el príncipe William invitaran a quien quisieran a su boda

AP

Supuestamente en cualquier boda real los invitados deben ser personas relacionadas con la corona y la política. Sin embargo, la reina les permitió a William y Kate que invitaran a sus propios amigos.

5. Se unió al ejército

J. A. Hampton

Fue la primera mujer de la realeza en unirse al ejército, que en ese entonces era exclusivamente para varones. Y en 1945 se unió al Servicio Territorial Auxiliar, que reunía a mujeres.

6. Permitió que la boda de su hermana, Margarita, fuera televisada

AP

La reina Isabel permitió que la boda de su hermana fuera televisada, con el fin de que la familia real se sintiera más cercana al pueblo. Unas 300 millones de personas pudieron ver el evento real en televisión en 1960.

7. Permitió que su hijo Carlos se casara con una mujer divorciada

AP

Carlos fue el primero en casarse con una mujer divorciada, pero con el permiso de la reina Isabel, quien rompió este protocolo con el fin de ver feliz a su hijo. Así mismo, años más después pasó lo mismo con Harry y Meghan.

8. Asiste a funerales

MEGA

Para que el foco no esté en ella, la reina tiene como regla no asistir a funerales. Sin embargo, ella misma rompió esta regla en reiteradas ocasiones, como en el funeral de su abuela y en el de Margaret Thatcher.

9. Invitó a Meghan Markle a quedarse para celebrar Navidad cuando aún no se casaba con Harry

AFP

Cuando Meghan aún era novia de Harry, la reina no tuvo problema en invitarla a celebrar navidad con ellos. A pesar de que Markle aún no era miembro oficial de la corona británica, pues no estaba casada con Harry.

10. Se retocó el maquillaje en público

Hulton Archive

Según el protocolo, la realeza no debe maquillarse en público. Pero, como Isabel II es la reina, no le importó romper esta regla y hasta ser captada por los fotógrafos mientras lo hacía.

11. Aceptó flores de una fan

LAURA-ANN

Y lo ha hecho varias veces

Chris Jackson

Y sin siquiera arrepentirse

James Glossop

Según el protocolo, la reina no puede recibir flores como regalo en sus eventos. Sin embargo, ella ha roto su propia regla en varias ocasiones, pero luego se las pasa a alguna dama asistente.

Puede interesarte